Square Enix nos invita a resolver el mayor misterio: nuestra propia muerte. Para ello lanzan al mercado Murdered: Soul Supsect, una propuesta innovadora y a partes iguales arriesgada, que ofrece una aventura de investigación que expone los elementos más diferenciadores de una novela negra, y los adapta a los patrones jugables inspirados en títulos como L.A Noire, Heavy Rain y Ghost Trick: Phantom Detective.
Murdered: Soul Suspect

Airtight Games, responsables de Dark Void y Quantum Conumdrum, toman la arriesgada senda de las delicadas aventuras gráficas de investigación para crear un título intergeneracional, que forma parte de la oferta occidental de la editora japonesa Square Enix. El principal valor que proyecta Murdered: Soul Suspect es una apuesta por el toque cinematográfico, amparado en una fuerte narrativa, presente en un guión inspirado en películas como El Sexto Sentido o Ghost, y en una fuerte carga de cinemáticas que llegaron a funcionar muy bien en exponentes como Heavy Rain o Beyond: Dos Almas.

Oscura narrativa

Esta narrativa viene arropada por una enorme carga emocional. El resultado, el personaje de Ronan O’Connor, un detective de Salem (Massachussets) que debe averiguar las causas de su propia muerte, mientras se ve envuelto en continuos flashback que le van conduciendo a la locura comprendiendo los entresijos de su maltratada alma. Nuestro protagonista es un ser humano que ha tenido una vida adolescente repleta de problemas, con figuras familiares prácticamente deshechas, y con choques continuos con la ley. Y todo hasta que conoce a Julia, su mujer. Esta persona experimenta tal cambio en la vida de O´Connor que incluso le da la posibilidad de entrar en el cuerpo de policía, pasando de estar buscado por la ley a estar amparado por la misma.

Pero su destino sigue marcado, y la muerte le arrebata a Julia, la única persona que le ha querido en toda su vida. En aquel momento, O´Connor comienza una senda autodestructiva refugiándose en su problemática alma. Esto lo lleva a caminar un día sí día y otro día también con el límite entre la vida y la muerte, finalmente abrazando la última. O´Connor es asesinado, mientras su cuerpo se desprende desde lo alto de un edificio hacia las oscuras y lúgubres calles de Salem, donde es rematado sin piedad por su misterioso asesino. Y aquí comienza nuestra aventura. En el limbo.

Entre dos mundos

Nuestro particular detective se despertará en el llamado Umbral, un mundo paralelo entre aquellos que se llaman espíritus y los caprichosos humanos, donde vagan todas las almas que aún tienen pendientes tareas con el mundo que conocemos.

Murdered: Soul Suspect

Ser un fantasma tiene sus propias ventajas, e inconvenientes. Lo primero que nos daremos cuenta es que podemos atravesar cualquier estructura del escenario que deseemos, menos aquellas que estén santificadas por los habitantes de Salem. Ostentaremos la capacidad, como buen fantasma, de entrar a conversaciones ajenas e incluso de poseer a las personas para influenciarlas. Otras habilidades nos permiten teletransportarnos de una zona a otra, entrar por pequeñas aberturas, o manipular aparatos eléctricos.

Lamentablemente no seremos capaces de recoger objetos, ni tampoco de atravesar ciertas estructuras que anteriormente hayan estado relacionadas con algún suceso trágico. Pero el Umbral es un lugar repleto de almas que vagan sin esperanza y que se han convertido en los más temibles monstruos, y a los que debemos evitar, o no… Bajo nuestra nueva forma, y con este nuevo sentido del espacio, O’Connor deberá averiguar quién es su asesino, y por qué ha llegado a este temible destino.

Estructura jugable

La jugabilidad del título se sustenta en la ecuación jugable que nos lleva desde momentos de exploración, a los propios de combates y tensión, y al pilar de la aventura: los sucesos de investigación. La demostración jugable que pudimos disfrutar, tanto en PC como en PlayStation 4, nos hacía comenzar la aventura en la escena del crimen de nuestra propia muerte. Los momentos de investigación son bastante simples: recabar el mayor número de pistas posibles, las cuales podemos conseguir explorando el escenario, escuchando a los testigos o a la policía, e incluso poseyendo a las personas, o directamente influenciarlas. 

Estas escenas se disponen bajo una serie de minijuegos que nos permiten conseguir pistas. Los puzles más numerosos son aquellos que nos preguntan hechos que, a nuestro juicio, han podido pasar en una escena determinada. Asimismo se nos darán a elegir palabras relacionadas con acciones que hayan podido realizar agentes de un hecho delictivo. Al final lo que cuenta es recoger el mayor número de pistas para entrar a resolver la escena, teniendo que elegir entre las pistas adecuadas. La mecánica es sumamente sencilla, y nos ha parecido muy fácil acabar los primeros casos, con el añadido de que tenemos hasta tres fallos antes de resolver un caso.

De la resolución de casos pasamos a la exploración libre de un escenario, en esta ocasión del bloque donde anteriormente fuimos asesinados. Aquí podemos comprobar la exploración libre que ostenta el videojuego, pudiendo entrar a cualquier vivienda, escuchar lo que dicen todos los inquilinos, profundizar en sus pensamientos, e incluso activar misiones secundarias ajenas a la historia.

Murdered: Soul Suspect

Pero un punto muy particular son los momentos de sigilo y tensión contra los fantasmas errantes. Se trata, quizás, del aspecto más delicado de todo el videojuego. Aquí nos enfrentaremos a los demonios, fantasmas errantes que buscan absorber nuestra alma. Estos fantasmas se encuentran patrullando el escenario, sólo pudiendo ver lo que tienen delante de sí. Podemos decidir enfrentarnos a ellos directamente sin armas, o bien pasar desapercibidos escondiéndonos. Si se cercioran de nuestra presencia, tenemos que ampararnos en las llamadas brechas del Umbral, que permiten proteger nuestra alma temporalmente de sus garras. Para ello, debemos ir cambiando de una brecha a otra, hasta que se cansen de buscarnos. La idea es intentar someterles por detrás cuando estén despistados, y esto lo haremos con una sencilla sucesión de botones.

En ciertos casos también será recomendable pasar de largo y salir corriendo, pero siempre con riesgo de que nos vean y no tengamos lugar para escondernos. Estos momentos de acción nos han parecido algo forzados e incluidos con calzador en la aventura, para introducir cierta acción en un videojuego pausado y enfocado casi por completo a la investigación. Queda la duda por saber si estas escenas se van a repetir en demasía conforme avance la aventura.

Aspecto técnico

Murdered: Soul Suspect es un título que técnicamente se encuentra a mitad entre dos generaciones, aunque más cercana a la anterior. Básicamente la versión de PlayStation 4 sólo cuenta con mayor resolución respecto a versiones de la pasada generación. Es bastante destacable el modelado de los personajes y sus animaciones, algo habitual en títulos que pretenden centrarse fuertemente en una narrativa. Esta fuerte carga emocional se ve compensada por los oscuros y lúgubres escenarios de Salem, los cuales están recreados a la perfección, en una nueva vuelta de tuerca al machacado Unreal Engine 3.

Murdered: Soul Suspect

Mucho más polémico es el término jugable en el que se asienta la aventura, con escenas de investigación demasiado guiadas y sencillas, y con unos momentos de tensión y combate que desentonan con la idea principal de juego pausado y aventura gráfica. Quizás un aspecto que fue explotado poco en las dos horas que disfrutamos del juego son los momentos colaborativos con la IA que nos acompaña durante la aventura, y que parece que se va a repetir durante el transcurrir del juego. En España recibiremos voces y textos en castellano.

Murdered: Soul Suspect es una nueva propiedad intelectual bastante arriesgada ya que está centrada en un nicho de mercado muy concreto. No se trata de un título de acción, de hecho el personaje en ningún momento va equipado con un arma. Su propuesta de investigación es sumamente interesante, aunque parece que adaptada hacia un público más general. Si bien aplaudimos la presencia de nuevas IPs, siempre conllevan un riesgo mayor si no se logra dar con la tecla jugable adecuada. El próximo 6 de junio veremos la reacción del público hacia esta interesante propuesta.

David Hernández 05 | 05 | 2014