Probamos la nueva entrega de la saga Lost Planet para descubrir un título único que se asemeja más a la primera entrega que a la segunda, algo que sin duda sabrán apreciar los fans de la franquicia. La demo a la que tuvimos acceso nos dejó un notable sabor de boca del que os ofrecemos nuestras impresiones a continuación.

AL RICO HELADO

Nuestras andanzas en el juego comienzan en una base subterránea donde queda patente las duras condiciones climatológicas a las que tendremos que enfrentarnos, esto deja claro que la ambientación vuelve a los orígenes de la saga ofreciendo entornos helados y extremos, algo más que evidente cuando observamos las estalactitas de hielo que lucen dentro de la base.

Continuamos nuestra andanza hasta llegar a un ascensor que empleamos para salir al exterior y encontrarnos con el exoesqueleto RIG que sera nuestro aliado y nos acompañará durante gran parte de nuestro recorrido. Ahora sentados en lo alto de semejante armatoste ya podemos aventurarnos a salir al exterior y lo primero que nos llama la atención del paisaje es que esta integramente compuesto de hielo, ofreciéndonos una estampa navideña, pero sin la presencia del amor tan habitual en esas fechas.

lost planet 3 ps3

Sin casi tener tiempo para disfrutar del paseo en robot nos dimos cuenta de que el hielo había causado estragos, bloqueando las partes móviles de nuestro enorme artefacto metálico. A partir de este punto las cosas empezaban a complicarse con la aparición de los primeros enemigos que veíamos durante lo que llevamos de partida. Como diestros tiradores que somos aniquilamos a todo lo que se movía, manchando el hielo con sangre de Akrid. Curioso nos pareció el momento en que los enemigos consiguen acercarse hasta nosotros lo suficiente como para tirarse a nuestro cuello, este impactante momento lo viviremos a modo de complicado QTE y tendremos que ser lo suficientemente diestros si queremos salir de esta situación con vida.

Una vez hemos eliminado a todo bicho viviente optamos por quitar el hielo que cubre nuestro robot y volvemos a subir a la cabina para continuar avanzando hasta llegar a un precipicio que nos resultará imposible de atravesar sin bajar de nuestra maquina, así que optaremos por bajarnos y desdender haciendo rápel para encontrarnos a lo lejos con una base abandonada donde entraremos a comprobar si aun queda dentro algún superviviente.

Desgraciadamente solo nos encontraremos un enorme cangrejo Akrid que se empeña en convertirnos en su almuerzo. Esto dará pie a un combate de proporciones épicas que terminará cuando hayamos puesto fin a la vida de este monstruo. Para acabar con su vida tendremos que atacar los puntos naranjas que tiene en las articulaciones de sus patas, para después destruir la coraza de hielo que cubre su caparazón y así poder atacar su mayor punto débil.

Lost planet 3 xbox 360

Seguimos avanzando hacia la entrada de la base donde tendremos que enfrentarnos a varios enemigos mientras comprobamos que toda las personas que pueblan la base están carentes de vida. Abandonamos la base y salimos al exterior en busca de nuestro gigantesco robot, una vez en él continuamos avanzando y nos encontramos otro enorme cangrejo gigante que habría sido recibido con gran alegría en cualquier barco de pesca Gallego. Esta vez el enfrentamiento nos resultará más sencillo al encontrarnos al mando de nuestro engendro mecánico, con el que podremos triturar al cangrejo con suma facilidad al igual que haríamos en una cena familiar navideña.

Con esto termina una demo que nos deja con más ganas de seguir jugando, y es que Lost Planet 3 lo tiene todo y mejora todo lo visto en la segunda entrega. Lo seguiremos de cerca.

Sergio Lopez Chicharro 05 | 06 | 2012