Nintendo 3DS recibe con los brazos abiertos una nueva entrega exclusiva de Kingdoms Hearts, denominada Dream Drop Distance. Esta nueva entrega nos narra un nuevo acontecimiento en la historia de Riku y Sora y por lo que hemos podido probar, las tres dimensiones le sientan muy bien a esta saga.

DE VUELTA AL UNIVERSO DISNEY

Temiendo una gran amenaza, el Rey Mickey y Yen Sid solicitan a nuestros dos héroes que viajen a través del Mundo Onírico para tratar de poner fin al problema. Si consiguen resolver este conflicto, serán premiados con el título de Maestro de la llave de la espada.

Esta será la escusa perfecta para visitar las nuevas localizaciones que nos ofrecerá el mundo de Disney, aunque en la demo que probamos solo pudimos acceder al mundo de los tres mosqueteros. Por lo que pudimos ver, el juego luce espectacular en 3D y sin ver por ello alterada en ningún momento la tasa de imágenes por segundo. Se nota que a medida que pasa el tiempo los desarrolladores comienzan a sacar más partido al hardware de la pequeña portátil de Nintendo.

UNA AVENTURA CARGADA DE NOVEDADES

Kingdoms Hearts 3D

En este nueva entrega encontraremos una gran cantidad de novedades en el terreno jugable. Una de ellas, es la posibilidad de alternar entre Riku y Sora en cualquier momento, de esta manera podemos vivir la historia desde dos puntos de vista distintos.

Cambiar de personaje es muy sencillo, bastará con acceder al menú de pausa y pulsar el botón Drop entrando en una pantalla donde podremos mejorar las características de nuestros personajes, y a continuación, retomar la historia con el personaje que no estábamos controlando.

Otro cambio evidente nos lo ofrece el nuevo sistema de control dinámico de los personajes. Aparte del control clásico con el stick y el salto con el botón B, tenemos la opción de realizar todo tipo de acrobacias mediante la pulsación del botón Y. Si lo pulsamos dos veces, realizaremos una rápida embestida que nos permite avanzar más rápidamente o rebotar en las paredes y columnas. Una vez nos acostumbremos a su uso, podremos emplearlo también para realizar multitud de combos con los que atacar a nuestros enemigos.

DREAM EATERS: ¿AMIGOS O ENEMIGOS?

Para la ocasión contaremos con un interesante plantel de enemigos conocidos como los Dream Eaters. Estos se dividirán en Espíritus y Pesadillas. Las Pesadillas no dudaran en atacarnos, mientras que los Espíritus podemos convertirlos en nuestros aliados. De esta forma no tendremos que limitarnos únicamente a matar a todo bicho viviente que nos rodea y resultará interesante hacer hincapié en sacar el máximo rendimiento a los espíritus.

El sistema de combate contra los enemigos mantiene los controles tradicionales, pero añadiendo algunas novedades. En ocasiones, cuando nos encontramos en medio de un combate tendremos la posibilidad de realizar un ataque especial entrando en el modo Wonder Comic. En ese momento la pantalla táctil se convertirá en un cómic y tendremos que realizar diversos ataques pulsando repetidas veces o arrastrando el dedo por la pantalla, de esa forma lograremos causar mayores daños a nuestro adversario.

UNA DEMO EN JAPONÉS

Kingdoms Hearts 3D n3ds

No podemos profundizar mucho más en la trama de la historia, puesto que la demo que probamos estaba en japonés, pero en Nintendo nos aseguraron que la versión final del juego estará totalmente en castellano. No obstante, escuchar hablar al pato Donald en japonés ha sido una experiencia que tardaremos mucho en olvidar.

En el apartado técnico podemos decir que han hecho bien los deberes consiguiendo ofrecernos un apartado gráfico notable en función de la potencia que ofrece 3DS. Como ya comentamos con anterioridad, el modo 3D funciona a la perfección sin alterar en ningún momento la fluidez del título.

En los próximos meses podremos conocer más detalles de uno de los juegos más esperados por parte de todos los aficionados a esta saga. Si no eres fan, te recomendamos que le des una oportunidad y descubrirás un juego variado y sorprendente que os enganchará a vuestra portátil hasta terminar con la toda la carga de su batería.

Sergio Lopez Chicharro 06 | 04 | 2012