Han pasado cuatro años desde que el último Fifa Street viera la luz. Y muchas cosas han cambiado desde entonces. Con la franquicia de FIFA instaurada como referente en juegos de fútbol, ahora quieren llevar su dominio allí donde los más grandes comienzan a dar sus primeras patadas. Volvemos a la calle.

FIFA STREET Y FIFA 12, UNIÓN DE SANGRE

Basta dar un vistazo rápido para darse cuenta que todo ha cambiado en este renacimiento. Lo primero que sorprende y si sois mínimamente seguidores de la serie numerada es su apartado gráfico. Los grotescos modelados de aquel entonces han dado paso a los mismos que FIFA 12. Y es que se ha reutilizado mucho código a la hora de escribir esta versión. Pero empleado en una forma mucho más desenfadada. Comparten componentes. Pero no resultado final. Aquí va a prima la diversión por encima de todo.

Ésta es la máxima del juego. Divertir sin llegar a recurrir a lo absurdo como antaño. Paterson, alma y máximo responsable de la franquicia FIFA -y bajo su paraguas, los años más gloriosos de la serie- ha tomado las riendas para dirigir este proyecto. Y lo ha hecho recurriendo la lógica. Si tiene que ser un juego de fútbol callejero, qué mejor forma que embriagarse de cómo se juega al fútbol en la calle. Sea cual sea el lugar donde se practique. El propio creativo lo resume en una sola frase: “¿Para qué vamos a inventar movimientos absurdos? Solo hace falta navegar por YouTube para ver movimientos que solo hace falta recrearlos.” Y razón no le falta.

Pero si FIFA 12 ya se encarga de plasmar un partido de la forma más creíble posible, FIFA Street debe buscar su elemento diferenciador. Y este pasa por primar por encima de todo el concepto de fútbol de ataque sobre cualquier otra cosa. Y eso sin olvidar que el fin es buscar la diversión. Aunque ésta pase por muchos momentos por la humillación del rival de turno. Pero es que aquí se disfruta mucho más haciendo un caño o un sombrero que ganando al rival por un 1-0. Aquí la táctica queda supeditada al espectáculo.

CONTROL Y JUGABILIDAD

avance messi fifa street

Donde sí que se ha incidido ha sido en trabajar en un control mucho más enfocado al regate y la individualidad que su hermano. Pero lejos de estar basados en engorrosas combinaciones, se ha optado por la intuición. Sus programadores aseguran que tal ha sido el grado de simplificación que solo tardaremos dos partidos en ser capaces de hacer auténticas filigranas. Un control sumamente accesible, pero que sin embargo no estará exento de profundidad. Un novato puede ser capaz de solventar la papeleta. Pero un experto va a hacer que desees no haberte enfrentado a él.

FIFA Street nos lleva a rincones de todo el mundo, ya que 38 serán los escenarios que podamos recorrer. Y entre todos ellos contamos con representación estatal, ya que la Plaza de Catalunya va a ser uno de los lugares donde los genios del balompié se den cita. Y sobre ellos nos desenvolveremos a través de sus modos de juego. Aunque va a contar con un modo principal o carrera denominado World Tour -tradicional, en el que nos batiremos con equipos de todo el mundo-, nos ha llamado poderosamente la atención otros más secundarios.

Last Man Standing” nos propone un partido en el que iremos perdiendo un hombre cada vez que metamos un gol, ganando el primer equipo en quedarse sin jugadores. O “Panna Rules”, donde la humillación toma su máxima expresión. Aquí se nos premiará con puntos según las filigranas que seamos capaces de hacerle a nuestro adversario. Un sombrero, un caño, una gambeta… todo lo que sea sacar los colores, cuenta. Los piques están asegurados. Y también los lloros.

Cuando FIFA Street estuvo en el mercado, pocos eran los que lo tenían como un objetivo prioritario. Pero su ausencia durante estos cuatro años nos ha hecho añorar esta otra forma de ver el fútbol. Si es capaz de coger los trazos de FIFA 12 y dotarlo de su particular personalidad, podemos tener uno de esos juegos basados en deportes, que aunque parezcan ser lo mismo, siempre acaban dándonos algo diferente.Si no ocurre nada que lo impida, debe estar llegando a las tiendas la tercera semana de marzo.

Gonzalo Mauleon de Izco 14 | 02 | 2012