A escasos días de la Eurocopa 2012, FIFA 13 comienza a calentar motores y mostrar todas sus bondades para la próxima temporada. Prácticamente no se ha terminado la temporada 2011-2012 y ya se está pensado en la temporada 2012-2013. Esa es la velocidad del fútbol y es el ritmo que lleva el videojuego de simulación más vendido en 2011.

El pasado martes 22 de mayo, en las oficinas de Electronic Arts en España, pudimos asistir a la presentación y posterior hands-on del próximo título de la saga. Para todos los asistentes habían disponibles varias PlayStation 3 y Xbox 360 donde poder probar la demo (muy primaria todavía) que David Rutter -al que le pudimos hacer una entrevista- y parte de su equipo traían consigo para mostrar las novedades de este año.

NOVEDADES DE FIFA 13

FIFA 13

Este año hay tres pilares básicos sobre los que se sustentan la nueva jugabilidad de FIFA: su nuevo sistema de ataque, la mejora en los regates y la peculiaridad del control al primer toque.

Ataque inteligente. Así es como han nombrado desde EA a su nuevo sistema de ataque. Han estudiado mucho más a fondo los movimientos que hacen los delanteros así como los jugadores de ataque para moverse entre líneas y habilitar pasillos por donde conseguir un pase de gol.

Es una mejora que en esta versión todavía faltaba por pulir. Se pudieron apreciar destellos de brillantez y movimientos naturales de delantero. Se trata de una muy buena baza si es bien jugada. La salida del fuera de juego por el delantero o el desmarque para chutar un balón centrado justo delante del portero, son ejemplos de este nuevo sistema. El ataque multiplica sus variables –y por ende las formas de defenderlo- pero la versión beta que se pudo jugar no exprimía al 100% esta característica.

Una mejora importada de FIFA Street es el nuevo sistema de dribbling. Ahora -por ejemplo- es posible pisar el balón esperando a la acción del rival y así hacer un dribbling lo suficientemente rápido y hábil como para regatear al jugador.

No hay que cometer el error de creer que se trata del mismo sistema que FIFA Street. Son conceptos distintos tanto de juego como de jugadores. En FIFA 13 los jugadores no esperarán a ver qué se hace con el balón, entran a por él. Hay que mezclar en su justo nivel la habilidad con el objetivo final de regatear que no es otro que superar al rival.

En cuanto al nuevo sistema del primer toque se puede resumir en que aporta un nuevo punto de realismo al juego. Los controles tras un cambio de banda o durante un desmarque en ataque se volverán más complicados. Es más, dependiendo del estado del terreno, el cansancio del jugador, sus características y la forma de ejecutar la acción, el balón tendrá un control limpio o se marchará por la línea de banda.

El control al primer toque del balón en FIFA 13 da un paso adelante. Un paso que a priori no parece determinante, ni relevante, pero que se hace notar y mucho en la jugabilidad.

FIFA 13, MÁS OPCIONES Y POSIBILIDADES

Defensa Táctica FIFA 13

Los tiros libres o más popularmente conocidos como “lanzamientos de faltas” llevan sufriendo un lavado de cara continuo y mejoran cada año. Este año se incluye a un tercer posible tirador. El concepto es similar al del resto de mejoras, más posibilidades. La capacidad de creación aumentan tanto en las jugadas de estrategias como en la búsqueda de engañar y ocultar la jugada real al equipo que defiende.

A la hora de defender el lanzamiento de falta también se han añadido nuevas opciones. La barrera salta tantas veces como uno pueda durante el lanzamiento, se puede añadir un jugador extra a la barrera e incluso puedes adelantarla, pero hay hacerlo de forma disimulada, si el árbitro lo ve puede sancionar con tarjeta amarilla.

Tras más de dos años de desarrollo una de las novedades que más ha gustado ha sido el nuevo motor de impactos. Desde los desarrolladores este concepto es llamado “Impact Engine”. En FIFA 12 se dio un paso gigante en este aspecto y en FIFA 13 se ha mejorado.

Ahora la lucha entre los dos jugadores por la disputa del balón se vuelve más atractiva visualmente y más técnica. El sistema llama “Push & Pull” que tanto aportó a FIFA 12 ha sido mejorado. El volumen corporal o la agilidad del jugador, serán factores importantes para determinar quién se queda finalmente con la posesión. Incluso será posible sujetar y molestar a jugadores que no tienen el balón pero que pueden influir en la jugada. Ahora todo el campo se convierte en un campo de batalla donde la guerra es la posesión y las batallas se luchan por conseguir el balón.

Junto a estas posibilidades, también se han añadido un conjunto de nuevos disparos. Chutes a puerta específicos para las ocasiones donde un defensa rival está intentando arrebatar el balón al delantero que encara la portería o está en disposición de disparar a gol. La diferencia de características físicas y de habilidad entre delanteros y defensas pueden marcar la diferencia en un partido. Y más en este punto clave

Los árbitros por su parte, serán más indulgentes con este tipo de acciones. No se trata de un “Push & Pull” más light sino de una mejor interpretación. De esta forma la fluidez del juego no se perderá cada vez que dos jugadores se disputen el control de un balón. Sólo una entrada o carga ilegal serán las que justifiquen el corte de la juagada.

Pese a que la demo de FIFA 13 que hemos podido jugar era una fase poco desarrollada, las sensaciones que se han obtenido son muy positivas. La jugabilidad era prácticamente idéntica a la disfrutada en FIFA 12 pero las nuevas características de las que va a disponer el título, daba esos toques de frescura necesarios que prometen no ser simples actualizaciones, sino una evolución completa en el concepto del juego.

Sólo las próximas veces que juguemos -quizá en el E3 2012- con versiones más avanzadas del nuevo juego de EA Sports confirmarán si las mejoras implementadas en el título son tan relevantes como parecían en el primer hands-on.

Javier Ortizá 30 | 05 | 2012