El próximo 27 de junio Tecmo Koei Europe Ltd. lanzará en toda Europa la nueva y mayor experiencia bélica Gundam, el juego Dynasty Warriors: Gundam Reborn, para el sistema de entretenimiento PlayStation 3. Los súper robots de combate llegan desde la clásica serie Gundam a nuestra consola con todo el estilo Dynasty Warriors y un buen puñado de novedades.

Dynasty Warriors: Gundam Reborn

Los Mobile Suits, los robots gigantes que en la treintañera serie animada de ciencia ficción Gundam eran utilizados por los diferentes bandos de humanos en guerra, llegan con sus respectivos pilotos dispuestos a ponerse a nuestras órdenes en esta nueva entrega de Dynasty Warriors en la que las refriegas bélicas multitudinarias suben a un nuevo nivel con la posibilidad de jugar solo o con compañía, tanto en partidas locales como en juego cooperativo. La calificación de épica puede quedarse corta para esta experiencia.

Con la dinámica habitual de los Dynasty Warriors en la que un personaje, él solito, se enfrenta a hordas ingentes de guerreros dispuestos a despellejarnos sin el más mínimo de los miramientos, Dynasty Warriors: Gundam Reborn nos ofrece la mayor variedad y cantidad de Mobile Suits vistos hasta ahora en la saga con otra tanta cantidad de misiones; ¡para no aburrirse! ¡Para no saber por dónde tirar! ¡Para divertirse como nunca! Y es que este crossover llega a nuestras manos en una versión preliminar que promete un juego terminado que gustará a propios y extraños.

Ambientando en el Siglo Universal, una era en la que los gigantescos robots protagonistas de Gundam libran guerras en la tierra, en el mar, el aire y el espacio, los jugadores de este título podremos elegir entre nuestros Mobile Suits favoritos y enfrentarnos a los grandes ejércitos en escenas y escenarios conocidos por los más aficionados al universo Gundam. Pero antes de ponernos manos a la obra en la labor de destrucción que tendremos por meta, tenemos que prestar atención a las diferentes opciones con las que podremos definir nuestras andanzas en el juego.

Empecemos por el principio. Para jugar, disponemos de dos modos: el modo Official y el modo Ultimate. El Official es un modo de juego en el que cuasi con total seguridad, por muy aficionados a la serie que seamos, nos será necesario consultar la completa base de datos con todo lo que debemos saber sobre la historia Gundam. Y es que en esta parte del juego podremos elegir entre seis de las películas y series animadas más renombradas creadas por el animador Yoshiyuki Tomino —véase Mobile Suit Gundam (película), Mobile Suit Zeta Gundam (película), Mobile Suit Gundam: Char’s Counter Attack, Mobile Suit Gundam Unicorn, Mobile Suit Gundam SEED y Mobile Suit Gundam SEED Destiny— y disputar las batallas más emblemáticas. Como es habitual en este tipo de juegos, con más razón si se trata de traslaciones de series animadas, la trama es narrada con la ayuda de diálogos en escenas estáticas en que nuestra acción se limita a esperar el próximo combate.
Dynasty Warriors: Gundam Reborn

Y hablando de combates, ¿cómo se desarrollan? Como decíamos al principio, el estilo Dynasty Warriors es intrínseco a esta entrega como no podría ser de otro modo y marchan como nos tienen acostumbrados: ataques cuerpo a cuerpo, ataques a distancia y ataques que combinan los dos anteriores con el objetivo de aniquilar las verdaderas turbas de guerreros que desearán con todas sus fuerzas acabar con nosotros. Eso sí, antes de entrar a la batalla tras haber elegido nuestro argumento favorito nos quedará escoger algo más. ¿Te imaginas el qué? Si has pensando en los Mobile Suit no vas desencaminado, ya que podremos seleccionar nuestros preferidos entre más de un centenar —incluido el potente Mobile Armor—, podremos mejorar su armamento, seleccionar acompañantes, llevarlos previamente al terreno en el que desarrollarán las trifulcas o consultar los objetivos que tendrán que alcanzar.

Si por el contrario, nos hemos decantado por el modo de juego Ultimate que nos ofrece Dynasty Warriors: Gundam Reborn cabe decir que nos resultará un verdadero soplo de aire fresco. Para cuando el transcurso de la historia puede hacer algo pesado tras cuatro o cinco pantallas y un montón de enemigos abatidos, el Ultimate con sus operaciones y misiones puede suponer un auténtico descanso revitalizador. Con una trama creada ad hoc, vamos a poder llevar a cabo estos cometidos de una duración relativamente corta solos, con un amigo a pantalla completa o en un modo cooperación a través de Internet con la posibilidad de que fracasemos estrepitosamente y nos toque volver a empezar.
Dynasty Warriors: Gundam Reborn

Y más allá de las diferentes formas de jugar y las tramas que en ellas encontraremos cabe destacar dos puntos que esperemos que mejoren ya no en la versión final porque será complicado, sino en posibles nuevas entregas: el apartado gráfico y la reiteratividad.

El primero por el obvio retroceso sufrido respecto a títulos anteriores, un retroceso fruto de un cambio de estilo de gráficos en un intento de realismo que se ha quedado a medias; el segundo por el aburrimiento que muchos sufrirán con solamente dos pares de pantallas, como decíamos una líneas más arriba, un aburrimiento que se podrá combatir con el modo Ultimate pero que debería haber sido solucionado con la inclusión de elementos dinamizadores en la mecánica de las batallas y el desarrollo general del juego.

Pese a eso, Dynasty Warriors: Gundam Reborn parece que no va a defraudar a los amantes del género, a los amantes de la saga, a los amantes de la serie Gundam, ni tampoco a los neófitos, pese a lo que pueda parecer por la segunda pega señalada (su reiteración). Esperamos con ganas la llegada de la última semana de junio.

Toni Castillo en 28 | 05 | 2014