Llega el turno de catar DmC: Devil May Cry la nueva entrega de esta aclamada franquicia que ha levantado mucha expectación entre los fans, debido al cambio de look que ha aplicado sobre su protagonista el estudio que lo desarrolla: Ninja Theory. ¿Sera un digno sucesor de los títulos previos? Si continuas leyendo podrás conocer la respuesta.

VISUALMENTE POLÉMICO

Los nuevos cambios introducidos en la estética de Dante Sparda, su protagonista, le otorgan un aspecto más humano y realista que aporta la variedad necesaria para evitar que caiga en el estancamiento. A pesar de este cambio de imagen, Dante sigue haciendo gala de toda la chulería y el humor que siempre le ha caracterizado y que tanto gusta a sus legión de seguidores.

Al margen de la polémica generada por la nueva apariencia de nuestro héroe, este nueva entrega se mantiene fiel a sus orígenes y respeta todos los elementos que en su día lo catapultaron hacia el éxito. Muestra de ello es el completo sistema de combate que tenemos a nuestra disposición que nos permitirá disfrutar de una gran variedad de ataques para terminar con la vida de nuestros enemigos.

dmc devil may cry ps3

En la demo que jugamos teníamos la posibilidad de atacar usando la forma Angel o Demonio de Dante. La primera de ellas basa todos sus ataques en la velocidad, mientras que la segunda se centra en la fuerza bruta. También tenemos la posibilidad de agarrar y acercarnos a los enemigos que se encuentren fuera de nuestro alcance e incluso realizar un combo de ataques mientras nos encontramos en el aire.

Las armas de fuego seguirán teniendo protagonismo en esta entrega, permitiéndonos terminar con nuestros enemigos desde cierta distancia. Por ultimo comentar que el uso de las armas tiene más funciones que no están destinadas al ataque y por ello no debemos extrañarnos si podemos emplearlas para movernos por el escenario y alcanzar zonas que de otro modo serian totalmente inaccesibles.

SABOR OCCIDENTAL

A nivel gráfico, todo luce con un estilo más occidentalizado donde no tienen cabida los personajes tan estrafalarios que podíamos ver en anteriores episodios. Esto dota a Devil May Cry de un aire más oscuro e, incluso, más adulto. El diseño de los enemigos sigue siendo un derroche de imaginación, aunque también han sufrido algunas modificaciones para adaptarse a la nueva imagen que luce la franquicia.

Algo que nos ha llamado la atención al observar el juego en movimiento es lo sangriento que se ha vuelto, que sin llegar a extremos gore, si que marca un antes y un después respecto a las anteriores incursiones de Dante en un videojuego. A esto también contribuye la paleta de colores empleada, que consigue dotar a esta entrega de una personalidad propia.

dmc devil may cry xbox 360

A nivel jugable también vamos a encontrar varias novedades que pondrán a prueba nuestra habilidad y pericia saltando por todo tipo de plataformas que requieren de nuestros reflejos y velocidad si queremos sortearlas con éxito. Esta combinación funciona bien y sirve para añadir algo de variedad durante las partidas entre tanto hack and slash. A pesar del gran acabado visual que atesora este titulo no hemos encontrado ninguna ralentización durante las partidas, ni siquiera cuando se nos acumulaban varios enemigos simultaneamente. Esto deja patente el gran trabajo realizado por parte del equipo de desarrollo.

ESPERANDO EL LANZAMIENTO

Nos hayamos frente a todo un reinicio de la saga Devil May Cry que mantiene intactos los pilares del original a la vez que integra nuevos elementos que aportan cierta variedad a su desarrollo. En cuanto a toda la polémica desatada por el nuevo cambio de imagen de Dante, creemos que este nuevo estilo no desentona con el nuevo cambio de look que ofrece esta entrega: más madura, más real y sangrienta.

El equipo de Ninja Theory ha decidio arriesgar y, por lo que hemos podido ver y probar, creemos que van por el buen camino e incluso pueden llegar a sentar las bases para posibles futuros capítulos de esta franquicia. Solo el tiempo tiene la respuesta a nuestras dudas.

Sergio Lopez Chicharro 05 | 06 | 2012