Los usuarios de consolas tuvieron que esperar 13 años para recibir una nueva entrega de Diablo con el lanzamiento de Diablo III el pasado mes de septiembre en PlayStation 3 y Xbox 360. Este reciente lanzamiento en consolas ha repercutido en que Activision Blizzard cerrara con números de ingresos récord el anterior curso fiscal, en un movimiento que no ha hecho dudar a la editora norteamericana en lanzar una edición mejorada del juego bajo el subtítulo de Ultimate Evil Edition.

Diablo III: Ultimate Evil Edition

La principal particularidad de Diablo III: Ultimate Evil Edition es la inclusión de la expansión Reaper of Souls que ya llevan disfrutando los usuarios de compatibles desde el mes de marzo, aunque también supone el estreno de la serie en las nuevas consolas de sobremesa de Sony y Microsoft, y en este punto sí que observamos un mayor número de mejoras.

 

Las nuevas consolas también venden su alma al diablo

Diablo III: Ultimate Evil Edition para PlayStation 4 ofrecerá los deseados 1080p y 60fps, en un título que pudimos disfrutar durante una interesante sesión de juego mostrando un aspecto visual encantador, dinámico y con una tasa de imágenes estable, algo que no estaba bien equilibrado en la versión de este juego para consolas de la pasada generación. Por otra parte, la versión del juego para Xbox One, en principio, se lanzará a 900p y 60 fps, aunque desde el equipo desarrollador van a intentar aprovechar la supuesta liberación de recursos al prescindir de Kinect en la configuración de Xbox One, para intentar alcanzar los 1080p mediante algún tipo de parche.

Diablo III: Ultimate Evil Edition PS4

Aparte de las diferencias de resolución, la versión del juego para la nueva consola de sobremesa de Sony incluye una serie de extras que no encontraremos en Xbox One. Así, Sony se ha asegurado que esta versión incluya enemigos basados en el exitoso The Last of Us, y también una armadura exclusiva procedente de Shadow of the Colossus, el clásico del Team ICO. Asimismo el uso del DualShock 4 permite tomar ventaja del panel táctil para manejarnos más fácilmente por los menús, incluso indicándonos un color distinto del LED según el jugador. Además, también acepta juego remoto con PlayStation Vita, una función que también pudimos disfrutar pero de la que exige tener una vista de lince para poder acostumbrarse a la interfaz de usuario en una pantalla portátil.

 

Novedades de la edición

Pero, ¿qué novedades incluye la Ultimate Evil Edition? Pues principalmente todas las características de la expansión Reaper of Souls y algunos añadidos exclusivos. Se destaca la llegada de una nueva clase de personaje en la forma del Cruzado; un nuevo acto que asegura al menos ocho horas de diversión; ampliación del nivel máximo hasta 70; un modo aventura; las fallas de Nephalem que son mazmorras de un cuarto de hora con enemigos aleatorios en niveles divididos por pisos; y hasta una nueva artesana, la mística, que nos permite modificar con mayor eficiencia propiedades de los objetos. Por separado conviene mencionar la disponibilidad del modo Aprendiz, un modo de juego que permite equilibrar a todos los jugadores de la partida, para que no haya desajustes si coinciden usuarios con más o menos experiencia.

Diablo III: Ultimate Evil Edition

Evidentemente, adaptar un juego pensado originalmente para compatibles ha provocado que la interfaz haya sido re-imaginada para consolas, algo que entre otras cosas nos permitirá compartir el inventario entre todos los jugadores, ya que al no haber casa de subastas se nos ofrece la ocasión de intercambiar objetos con algunos amigos o incluso regalar objetos legendarios. Tampoco conviene olvidarse de la opción Nemesis, que nos permite enviar a otros usuarios los jefazos que nos hayan eliminado para que intenten derrotarlos y, de conseguirlo, asegurarse todos parte del botín.

Seguramente si eres usuario de PlayStation 3 y Xbox 360 y ya posees Diablo III, te estarás preguntando si merece la pena comprarse esta Ultimate Evil Edition. Pues bien, si decides adquirir esta nueva edición para las consolas de la pasada generación, lo podrás hacer pagando únicamente 39,90 euros, aunque la versión de esta edición para consolas de nueva generación tendrá un precio de venta final de 69,90 euros. El producto está muy cerca de lanzarse al mercado, dado que tiene prevista su salida el día 19 de agosto en PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 3 y Xbox 360.

David Hernández 18 | 07 | 2014