Vigil Games es uno de esos estudios de reciente aparición, a los que los movimientos y azotes de la industria y la crisis galopante que vivimos no parece que hagan mella. Da igual que sus propietarios, THQ, no estén precisamente en su mejor momento, da igual que en Europa cambiara de distribuidor de la noche a la mañana en varios países -entre ellos España, suerte que Koch Media se hizo con las riendas-, cuando tienes un buen producto, el reconocimiento se convierte en la consecuencia de un trabajo bien hecho.

Tras el éxito del primer Darksiders y cerca de tres años y medio de duro trabajo, los chicos del novelista gráfico y cofundador de Vigil Games Joe Madureira tienen prácticamente terminada la secuela de tan sorprendente franquicia de nuevo cuño, permitiéndonos deleitarnos con una maratoniana sesión de juego y comprobar que, si de las segundas partes lo menos que se espera es que sea más y mejor, Darksiders II no solo cumple con dicha premisa, sino que la supera con creces.

CUANDO EL SEGADOR SE ENFADA

Si la máxima autoridad condenase injustamente a tu hermano, no tuvieses noticias del resto de tu familia y el mundo que conoces estuviera patas arriba desde tu última visita, probablemente te cabrearías hasta el punto de agarrar tu guadaña y salir a rebanarle el pescuezo a cualquiera que osara cruzarse en tu camino. Probablemente no exista una manera mejor de empatizar con Muerte, el apocalíptico jinete encargado de segar las almas de los vivos -humanos o no- sin remordimiento ni cargo de conciencia alguno, y que tras la jugarreta del Consejo Abrasador así como el percal con el que se encuentra tras romperse los Siete Sellos, decide hacer frente a la situación como mejor sabe hacer: blandiendo la guadaña para cosechar almas.

Y no sólo la guadaña que caracteriza a tan temido personaje representado en todas las culturas; hachas, mazos, martillos y espadas también tendrán cabida para enfrentarnos a las huestes tanto demoníacas como angelicales, que nos encontremos en el deambular de nuestro cometido. Si a eso le añadimos que el famélico jinete resulta extremadamente más ágil que la tanqueta de su hermano Guerra, hemos descubierto a una criatura que además de repartir a diestro y siniestro, trepa, salta y desafía las leyes de la física con soltura. Sea pues, si ya Guerra gozaba de un enorme potencial jugable, Muerte lo supera de forma exponencial.

Llegados a este punto, más vale recordar que Darksiders II combina los combos y ataques de un pulido hack ‘n slash, los movimientos propios de un Príncipe de Persia, el diseño de puzzles de cuando las aventuras eran aventuras de verdad y se estilaba aquello de darle al coco, y pinceladas de RPG con las que desarrollar a nuestro personaje y su equipo. Es lo que prometió Vigil Games, es lo que de momento parece que han cumplido, aunque si bien es cierto que existe cierta tosquedad en los movimientos de Muerte, encaja a la perfección con el diseño de escenarios y los ataques enemigos.

De esta guisa, no sólo iremos adquiriendo nuevos y contundentes movimientos de combate entre guadaña, arma secundaria y poderes sobrenaturales, también subiremos de nivel con la experiencia adquirida, optimizaremos desde las armas descritas hasta hombreras, petos, guantes, botas y talismanes con los más variopintos efectos, y por si fuera poco dispondremos de dos completos árboles de habilidades con los que crear a la más todopoderosa representación del Jinete Negro.

NOVELA GRÁFICA INTERACTIVA

Sobran las presentaciones a la hora de hablar del trabajo de Joe Madureira, máxime cuando ya demostró su valía en la industria del videojuego gracias a las correrías de Guerra y el primer Darksiders. En esta ocasión, sus diseños siguen siendo marca de la casa tanto para personajes como escenarios, ¡Y qué escenarios! Enormes, vastos y llenos de detalle, variados y capaces de representar un universo rico en matices donde conoceremos a dispares personajes, intrínsecamente ligados a la historia del juego.

darksiders 2 xbox 360

Se revela pues la capacidad de aunar narrativa de gran calidad -y eso que la mayor parte de nuestra sesión la pasamos solamente en País de las Fraguas, un nivel cuya extensión es similar a todo el primer Darksiders– diseño de niveles prometedor con un especial mimo en la fotografía, y unos elaborados puzzles que pondrán a prueba nuestra habilidad e inteligencia. Nos ha alegrado enormemente comprobar que la dificultad de dichos rompecabezas comienza fuerte desde los primeros compases de juego, una decisión de diseño que alegrará a los ‘gamers’ más acérrimos, por lo que aquellos jugadores ocasionales o los que se aburran cuando se quedan atascados a la primera de cambio deberán mantenerse alejados de este título.

Intriga y traición, nuevos y temibles enemigos y algún que otro viejo conocido se darán cita en Darksiders II, descomunales escenarios que recorrer junto a nuestro fiel corcel Desesperación, una mecánica de combates profunda y que se va desarrollando paulatinamente, elementos de rol y todo lo que se le pide a una aventura en toda regla, han sido mezclados por Vigil Games para dar lugar a un cóctel explosivo, y a falta de seguir machacando el juego de cara al análisis del mes que viene, las primeras impresiones en nuestro regreso al devastado universo de Los Hacedores, resultan inmejorables. Atentos a todos aquellos que disfrutaron de la primera entrega, y toque de atención para aquellos que aún no se hayan dignado a probar la odisea de Guerra, pues el verano pinta de Muerte.

José Luis Fernández 30 | 07 | 2012