He estado jugando los primeros días de vida del simulador futbolístico de EA Sports dedicado al Mundial de Brasil: Copa Mundial de la FIFA 2014. No han sido muchas horas de juego como para descubrir todos los secretos que seguro incluye el juego, pero he pasado unos buenos ratos intentando llevar a mi selección a lo más alto del mundo futbolístico.
Copa Mundial de la FIFA 2014

Antes de arrancar el juego tenía claro lo que me iba a encontrar: una versión de FIFA 14 centrado total y exclusivamente en el mundial de fútbol que va a celebrarse este verano en Brasil. Y, tal cual, eso mismo me encontré, pero vayamos por partes.

Como siempre en los simuladores de EA Sports los menús y la banda sonora están muy cuidados. Es lo primero que te encuentras al entrar al juego y no es una sorpresa unos menús con los colores de la canarinha, claros y atractivos. Pero lo que importa es el juego de fútbol, así que enseguida busco la opción para jugar partidos online, que es lo que realmente me gusta.

Empiezo una Copa Mundial Online y mi primera sorpresa (esta vez desagradable) es que el juego separa suplentes de convocados. Un fallo de bulto para cualquier aficionado a los mundiales, que sabe que en este torneo todos los jugadores están convocados. Pero es un mal menor, así que avanzo y empiezo mi primer partido. Enseguida noto algunas diferencias con el FIFA 14. La sensación es que el movimiento de los jugadores es más natural, incluso diría que es más real. El balón tiene más vida y hay jugadas dentro de las áreas que no había visto en el FIFA 14 tras decenas de horas jugadas, un balón que se escapa de las manos al portero, un balón suelto que nadie acierta a rematar…son pequeños detalles pero me gustan mucho. El resto, muy similar, casi idéntico al juego de referencia.

También decidí probar a crear una copa del mundo en modo offline. El modo campeonato no es solo jugar cada partido y ganarlo, tienes que tener en cuenta el cansancio acumulado que supone un torneo así en los jugadores. Lo habitual en estos modos de juego.

Hay muchas más opciones de juego, como jugar momentos históricos en la historia de los mundiales, tanto de las fases finales como de las clasificaciones.

En fin, tras unas pocas horas de juego, mi primera impresión es que Copa Mundial de la FIFA 2014 me gusta un poco más que el FIFA 14 en lo que se refiere a jugabilidad y que cuando esté completo, es decir, las selecciones estén formadas por los convocados definitivamente por cada país el juego ganará enteros en realismo. Desde hoy mismo voy a tener problemas para decidir a qué juego de fútbol jugar.

Álex García 22 | 04 | 2014