En la hora más oscura del mundo encarnamos al comandante del Ejército Rojo, atrincherado en la primera línea de batalla para liberar a la Madre Rusia de los invasores nazis. Así arranca Company of Heroes 2, que nos llevará a uno de los frentes más duros y costosos (14 millones de bajas) de la Segunda Guerra Mundial: el Frente Oriental.

Para la secuela del aclamado RTS, Relic Entertainment ha querido la máxima legitimidad histórica amén de un engine completamente nuevo (Essence 3.0). Acudimos a las oficinas de Koch Media España para comprobarlo por nosotros mismos.

EL MARTILLO Y LA HOZ

Nada más arrancar la demostración apreciamos entornos de impecable factura, los cuales podríamos considerar una unidad más, ya que serán decisivos para la victoria. Como soviéticos jugamos en casa y estamos más habituados a las cruentas condiciones climatológicas, lo que pasará factura al frente alemán. No obstante, el campo de batalla también jugará en nuestra contra: caminar por la nieve ralentizará nuestro avance, además de evidenciarlo, por lo que tendremos que meditar cada paso.

company of heroes 2 ingame

Las diferentes unidades gozan, aún con todo, de suficiente autonomía para decidir la mejor cobertura, al igual que la cámara busca ofrecernos la perspectiva idónea a cada estrategia (mecánica dinámica de línea de visión o Truesight). En mitad del combate comienza a nevar. Nuestros tanques van cubriéndose de blanco, lo que les sirve de camuflaje. Un ejemplo más de la importancia táctica de los entornos. También del portentoso sistema ColdTech, por el que los copos impactan de forma realista sobre tropas, edificios y vehículos.

El motor gráfico permite también que el hielo se convierta en un arma inteligente dentro de nuestro arsenal: puede desmoronarse a los pies de las tropas, condenándolas a las gélidas aguas rusas. Por supuesto, toda capa de hielo destruida acabará reconstruyéndose dada la climatología (-41º centígrados). De hecho, el frío acabará por si solo con los soldados que pasen demasiado tiempo a la intemperie, por lo que no resulta descabellado el forzarlos a salir de sus escondrijos lanzallamas mediante. Irónico cuanto menos, ¿verdad?

Otra interesante posibilidad es la de usar la nieve para crear cráteres con los que ponernos a cubierto. Un ejemplo más de coberturas dinámicas que, por vez primera, podremos saltar en lugar de rodear. De Company of Heroes 2 nos ha gustado también la libertad que concede al jugador, que puede ocuparse de los objetivos en el orden (y por los derroteros) que estime oportuno. Además, la trayectoria de los disparos es aleatoria, lo que augura combates muy diferentes entre sí.

company of heroes 2 pc

Respecto a la interfaz, el juego opta por ocultar el mayor número de indicadores, favoreciendo la inmersión, si bien podrán activarse tantos como se quieran en beneficio de los menos instruidos en esta clase de títulos. Como último apunte destacar la fidelidad a que aludíamos. Queda constancia en las más de 100 armas y 70 vehículos cuyo sonido ha sido capturado expresamente para el juego. También el movimiento de las tropas, que llegan a tropezar de forma muy natural cuando el espesor de la nieve supone un problema.

Company of Heroes 2 llegará a PC en los primeros meses de 2013 a manos de THQ. El original fue lanzado en 2006, considerándose el mejor valorado de su género (93% en Metacritic con 55 análisis computados). Todo indica que sabrá estar a la altura.

José Carlos Castillo 02 | 11 | 2012