La franquicia de los mil millones de dólares de Activision se ha reinventado durante las últimas entregas incluyendo nuevas facetas jugables y un multijugador que siempre ha mantenido una alta tasa de actividad dentro de las pertinentes plataformas digitales de juego. Desde la compañía norteamericana han considerado que no sólo había que renovarse en el aspecto jugable o visual, sino también en el estructural y, para ello, incluyeron en la ecuación de desarrollo a un reciente estudio como Sledgehammer Games que a partir de este año se relevará con Infinity Ward y Treyarch.

Call of Duty: Advanced Warfare - Probamos el multijugador

El Poder lo Cambia Todo en la Nueva Generación

En Sledgehammer Games, compuesto por antiguos integrantes de Visceral Games (Dead Space) siempre han estado muy cerca de la franquicia Call of Duty, tanto como para colaborar desde un plano secundario en el desarrollo de las últimas entregas de la serie bélica. Los mandamás del gigante norteamericano, quizás con miedo a que su popular IP pierda fuerza con el comienzo de una nueva generación, han impregnado de savia nueva a Advanced Warfare en todos sus aspectos fundamentales que van desde el plano jugable, al técnico y con un multijugador que recicla las antiguas reglas para adaptarlas a la Guerra Moderna.

En términos de competitividad, Call of Duty ha vencido los intentos fallidos de Electronic Arts en este campo bélico con el defenestrado Medal of Honor y Battlefield, y este año hay campo libre de tiro para cazar a cualquier usuario potencial ávido de guerras bélicas. La edición del año pasado fue una llamada de atención a Activision en una entrega Ghost que fue la primera de los últimos tres años en no batir registros en ventas y en demostrar cierta fatiga en la propiedad intelectual. “El Poder lo cambia Todo”, reza la campaña promocional del juego, y la nueva generación de consolas parece tener el poder anhelado para aventurar un cambio estructural en la serie.

Call of Duty: Advanced Warfare - impresiones jugables del multijugador coop

Call of Duty. Advanced Warfare sigue su paso firme hacia el futuro situándose en pleno año 2054 donde las corporaciones miliares privadas trazan una nueva vía de organización estatal controlando a los principales países de un mundo atomizado por una sociedad con valores humanos puestos en duda. Una de estas corporaciones, Atlas, la más poderosa del mundo, tiene a su principal responsable en Jonathan Irons, interpretado por el galardonado Kevin Spacey. Esta situación se refleja de forma directa sobre la jugabilidad del juego, no sólo con armas de corte futurista, sino también con la novedad incuestionable del exoesqueleto, un “caparazón” que habilitará una serie de poderes a cada uno de los soldados, algo que sacará partido mayúsculo a la vertiente multijugador.

En la demostración jugable presente en el pasado E3 de Los Ángeles el escenario de Seúl ya nos dio las primeras pinceladas de las habilidades presentes del exoesqueleto, dándonos la posibilidad, entre otras cosas, de saltar mucho más, hacer uso de aspectos biomecánicos y hasta la interesante función de camuflaje. Respecto a aquella demostración quedaron ciertas dudas debido a los elementos continuistas de la serie que se seguían manteniendo como la acción repleta de scripts y cierto avance lineal. Nos quedamos con ganas de probar el multijugador que sí vimos en la Gamescom, pero en aquella ocasión centrado en el juego competitivo.

Guerra Moderna, en cooperativo

Recientemente pudimos hincar el diente al esperado multijugador cooperativo de Call of Duty: Advanced Warfare en una sesión de juego donde se nos permitió aliarnos con otros compañeros para disfrutar de una serie de modos de juego, algunos nuevos y otros rescatados de anteriores entregas. Conviene aclarar que el multijugador hace un uso casi exclusivo del exoesqueleto e inherentes habilidades que provoca que la acción sea insultantemente vertical, más en la línea de lo visto con Titanfall. Otra de las novedades del multijugador es que se han multiplicado las opciones de personalización permitiéndonos hasta 13 casillas para equipar nuestras armas, perks o rachas y que lleva más lejos el sistema que vimos en Black Ops II. Este últimos aspecto también se refleja a la hora de equiparnos con guantes, cascos, armas y todo tipo de vestimentas, haciendo que sea imposible que haya dos jugadores estéticamente iguales. El nuevo sistema de recompensas nos dará muchas más opciones en esta faceta para nuestro equipamiento en las partidas.

Call of Duty: Advanced Warfare

A algunos les agradará saber que el uso de los perks está asegurado, pero ahora el exoesqueleto tendrá sus propios perks, dando así funciones de invisibilidad, escudo, de planeo y hasta ver a través de las paredes. Evidentemente todos estos usos adicionales hará que se consuma energía que se irá recargando con el tiempo.  Asimismo las rachas por puntos se pueden personalizar para dar una mayor potencia o duración a nuestras embestidas en el multijugador, pero por el contrario será más complicado entrar en este modo en la batalla. Antes del comienzo de cada partida se nos dará la deseada opción de probar todas nuestras armas y habilidades antes de entrar al campo de batalla, incluso comprobando en una sala el tipo de equipo y habilidades que portan el resto de los jugadores.

El modo multijugador estará compuesto de 12 modos, rescatando alguno como Duelo a Muerte por Equipos, Dominio o Captura de la Bandera, pero también hay otros modos nuevos como Impulso o Uplink que bien pudimos disfrutar. Este último modo resulta todo un cambio dado que se inspira en un partido de fútbol americano donde dos equipos deben recoger una especie de esfera e introducirla en un campo magnético del equipo contrario.

Obviando las pertinentes mejoras de las texturas y modelados, hay que destacar que el juego se mueve a pleno pulmón, de una manera suave, ofertando así una experiencia jugable dinámica y muy entretenida en estas partidas con varios jugadores llenando la pantalla de ataques y explosiones. A un mes del desembarco del juego en los principales mercados del todo el mundo, Activision ya ha mostrado todas sus cartas sobre la mesa con el modo campaña principal, y el multijugador competitivo y cooperativo de una nueva entrega de Call of Duty que, ésta vez sí, consigue sacar un amplio provecho del enorme repertorio que ofrecen las nuevas consolas como PlayStation 4 y Xbox One, y del siempre puntero PC.

David Hernández 06 | 10 | 2014