La animación japonesa tiene sus días contados, al menos eso es lo que cree Hideaki Anno, creador de Neon Genesis Evangelion (Shin Seiki Evangelion).

Shinji y Rei Ayanami Evangelion

Imagen modificada de Kazuya (カズヤ) bajo Attribution 2.0 Generic

El creativo japonés ha comentado en una entrevista para la agencia de noticias rusa RIA Novosti (que recoge Kotaku) que la industria del anime tiene una fecha de caducidad de entre cinco a 20 años. Según dice Anno, “su declive y su muerte son inevitables”, y cree que es solo cuestión de tiempo que esto suceda.

Según Anno, no es que la animación vaya a desaparecer de la isla, pero no existirá en las condiciones en las que la hemos conocido. El domino japonés se ve amenazado por las potencias emergentes en Asia, lo que ayudará en gran medida a esta muerte. “Japón no será mucho más el centro mundial de la animación. Quizás dentro de cinco años Taiwan lo sea”, ha explicado Anno en su entrevista, que además ha relatado que en un viaje reciente a Taiwan ha comprobado la pasión de los animadores de allí, comparada con la inercia con la que trabajan sus homólogos japoneses.

Lo que Anno predice parece tener una relación estrecha con el declive de un grande en el país como ha sido Ghibli, que después de décadas de éxitos y premios (incluido un Oscar), ahora tiene el reto de replantearse su futuro, y entre las medidas a tener en cuenta podría estar la de llevarse el proceso de animación a otros países.

Rocío González en 25 | 05 | 2015