Cuando Ken ingresó por primera vez al doujo de Gouken, tal vez, no pensó que la vida le tenía destinadas varias aventuras.

El heredero de la familia Masters conoció en aquel lugar a Ryu, un muchacho que fue criado desde pequeño por su maestro. Durante el intenso entrenamiento que tuvieron se hicieron grandes amigos y unos luchadores fantásticos.

Ken presenció la muerte de su maestro y fue en ese momento que junto a su amigo decidieron vengarlo. En cada torneo que ha participado sus habilidades se han incrementando asombrosamente. En una ocasión tuvo una lucha impresionante con Ryu y pudo vencerlo después de haber utilizado sus mejores técnicas. Ahora tiene un hijo con Eliza llamado Mel.

El Shouryuu-ken de Ken es superior que el de Ryu. Cuando este golpe impacta en el lugar correcto su oponente sufre un gran daño. Si deja aturdido a su rival entonces podría lanzar varios Hadou-ken, ondas de choque que ningún luchador deseará recibir.

Una de las técnicas especiales que Ken siempre tiene preparada para dejar en la peor situación a su rival, es el Shouryuu – Reppa, el que está basada en el Shouryuu-ken pero es poderosa, secuencial y ascendente.

En Street Fighter IV el luchador de la cabellera rubia y el karatagi rojo demostrará porque es uno de los personajes más queridos por los seguidores de la saga.

María Sánchez Montes 23 | 02 | 2009