Cuando encuentra una pista que lo acerque a la organización Shadaloo, aunque esta no sea muy confiable, Abel la seguirá.

Este luchador francés vivirá tranquilo si logra enfrentarse a los miembros de este peligroso grupo que una vez lideró el temible M. Bison.

La gran variedad de artes marciales que domina indicarían que ha pertenecido al ejército de Francia. Su buena estatura y los pronunciados músculos que posee podrían intimidar a cualquiera, él en realidad es muy simpático. Esto último no quiere decir que cuando halle a sus enemigos será compasivo con ellos.

Abel no recuerda nada de su pasado, y seguramente en algunas ocasiones esto lo debe de poner nostálgico. Para dejar de lado las penas que a veces lo agobian, decide entrenar varias horas al día. Ahora que ha mejorado cada una de sus habilidades, acaba de decidir que ingresará a un torneo donde sólo participan lo mejores luchadores del planeta.

Todos los peleadores deben de cuidarse de la agilidad y los duros golpes que Abel. Él, entre su Wheel Kick, Falling Sky y el Tornado Throw que son algunos de sus movimientos especiales, meterá en aprietos a sus contrincantes.

En un arranque de furia este luchador galo castigará a su oponente con certeras patadas. Luego de eso lo lanzará por los aires y cuando caiga hará que su choque contra el suelo sea brutal aplicandole un mortal Soulles.

En Street Fighter IV Abel, el hombre sin pasado, utilizará lo mejor de cada arte marcial que domina para acabar con sus rivales.

María Sánchez Montes 27 | 02 | 2009