HISTORIA PRINCIPAL


El edificio más cercano a la entrada se conoce como propiedad de Ralph y Mick. Dicho edificio está lleno de todo tipo de productos interesantes, posiblemente quieras dedicarle algún tiempo en inspeccionar. Habla con Ralph para ver las mercancías que tiene, la mayoría de ellas no son letales. En cuanto a Mick, él es traficante de armas, y vende todo tipo de armamentos y municiones. Si eres muy persuasivo con él, puede que logres que Mick te muestre su escondite secreto, donde tiene su alijo de armas extra y municiones. Por ahora, es demasiado pronto y no tienes suficiente dinero para comprar demasiados bienes.


Sin duda, te das cuenta de que hay algunos residentes de Freeside que tratan de coaccionarte para que vayas a un callejón aislado. Parece algo que realmente no es, con lo que si tienes curiosidad por ver lo que hacen, puedes ir a ver. Solo uno de ellos hablará contigo en profundidad. Cuando estás cerca de ellos puede verse un cadáver entre cubos de basura. Éste es el último estúpido que se acerco al callejón con ellos. En ese momento intentan atacarte con armas de cuerpo a cuerpo débiles, con lo que no deberías tener problemas para acabar con ellos. Cuando los mates, acuérdate de inspeccionar sus cadáveres, aunque es posible que no tengan nada demasiado útil para ti.


A medida que sigas investigando las cosas que te interesan empezarás a relajarte un poco. Encontrarás un niño proclamando la grandeza de las armas y la tienda de artículos a la que acabas de atravesar. Cerca de él hay una puerta azul que te dejará entrar más a fondo en el asentamiento, pero por el momento no entres todavía, e investiga un poco más. Te toparás con una persona al azar que no hablará con usted, e incluso un hombre que vigila el dispensador de agua de la ciudad. Al parecer, el suministro de agua está controlado por un grupo llamado Los Reyes. Aprenderás más sobre ellos un poco más tarde.


Cerca de la puerta Norte de Freeside encontrarás más gente con la que merece la pena hablar. Un vendedor de comida llamado Genaro trata de venderte algunas de sus creaciones culinarias Wasteland. Además, algunos miembros de Los Reyes se han congregado cerca de la entrada y se ofrecen como guardaespaldas temporalmente. Realmente no necesitas este servicio, pero si piensas que más adelante puedes necesitar alguna ayuda extra más adelante, puedes tomarte la libertad de contratar alguno de ellos.


El último lugar de interés que merece la pena visitar es el antiguo Fuerte Mormón. Cuando te dirijas hacia allí, descubrirás uno de los raros filantrópicos, organizaciones desinteresadas vagando por los parajes de la America Post-apocalíptica. Habla con Julie Farkas para aprender más sobre su difícil situación y ayúdales con la donación de algunos suministros médicos a cambio de un gran descuento en sus productos si quieres. Con esto podrás abrir una misión secundaria. Una vez hables con Julia y con el guardaespaldas de Fellowship, llamada Beatriz Russell, encontrarás poco más que hacer por allí, así que podrás continuar con tu misión principal.

Raúl Salguero 18 | 11 | 2010