demo devil may cry 4OBJETIVO

El objetivo de esta misión 18 del juego Devil May Cry 4 no es otro que vencer al Salvador que es el coloso de piedra controlado por Sanctus.

JEFE FINAL: EL SALVADOR

Antes del combate equípate con las mejores habilidades a tu alcance y objetos curativos porque te espera un gran combate.

El Salvador tiene sus puntos débiles repartidos por las extremidades de su cuerpo, son las gemas de color azul. Tu objetivo es destruir todas las gemas que adornan su cuerpo que están vigiladas por Ángeles, Fault que te pueden llevar al plano de las sombras si te cogen.

En los extremos de cada plataforma flotante se encuentran los Sellos Azules que son los encargados de transportarte de un lado a otro del escenario. En algunas plataformas puede haber elementos muy útiles para destruir las gemas del Salvador.

devil may cry 4 neroSi activas el rayo de energía de las plataformas el Salvador te atacará con su puño y un haz de luz le dejará inconsciente durante unos segundos, suficientes para atacar una de las gemas. En algunas plataformas hay cañones que puedes aprovechar para disparar a la cabeza del enemigo.

Debes asegurarte bien de que has destruido las gemas por completo, hasta que no quede rastro no la habrás eliminado. Volver atrás a por una puede ser tu perdición.

Cuando sólo te quede la gema del pecho el tema se pondrá complicado, y empezará a lanzarte sus ataques más poderosos uno tras otro y puedes hacer dos cosas:

1. Dirigirte hasta la plataforma más elevada a la derecha del escenario y una vez allí esperar a que éste las inspeccione hasta dejar al descubierto su gema central. Entonces, activas tu forma demoníaca y realizas tus mejores ataques contra la gema.
2. Saltar de una plataforma a otra y disparar a distancia con las pistolas, si se acerca lo suficiente darle caña con la pistola Pandora.

devil may cry 4 360Recuerda que puedes utilizar el agua bendita para restarle vida al salvador y si es necesario tiene gemas doradas con las que resucitarás.

Si quieres ver el video de este gran combate sólo tienes que pinchar aquí.

Javier Ortizá 06 | 03 | 2008