LOS COBARDES MUEREN VARIAS VECES (DE SANTA)

guia red dead redemption
Si piensas que John acaba de caer en una trampa, colócate una medalla metafórica por tu brillante y afilada suspicacia.

Pese a tus sospechas, no tienes más remedio que subirte al asiento de copiloto del carro y aguardar hasta que lleguéis a Chuparosa (sáltate el viaje si tienes ganas de descubrir la verdad cuando antes).

¿Chuparosa está demasiado desierta, verdad? Dirígete a la iglesia, y busca a tus compañeros, aunque lo único que te encontrarás es con el frío acero de la traición.

Cuando recuperes el control de John, ve corriendo hacia Reyes (sigue el punto azul del radar) para que éste te libere de las cuerdas. A continuación, sigue el punto verde del radar para recuperar tus pertenencias; cúbrete rápidamente en el muro que rodea la fuente y saborea el momento de la venganza.

Primero limpia el exterior de la posada en donde se ha refugiado el enemigo, al menos la primera planta. Después entra en el edificio, sube las escaleras y elimina al militar que te espera al final de las mismas. Sal al balcón con el arma desenfundada, ya que es posible que te encuentres con muchos rufianes que todavía no han sido eliminados. Ve por el camino de la izquierda y abre con precaución la puerta del final porque te aguardan los dos últimos enemigos a batir.

Sus muertes acabarán con la misión, y al menos ya sabrás de qué lado estás.

PADRE ABRAHAM (LUISA FORTUNA)

Después de tantas matanzas, se agradece una misión original, corta y sencilla.

Súbete al asiento de copiloto del carro de Luisa y deja que éste te lleve hacia el destino (sáltate el viaje, si quieres).

El objetivo consiste en ordenar a los hombres de Luisa que coloquen cinco explosivos en una parte del camino por el que pasará un convoy militar. Pon los cinco explosivos en el centro del camino (antes de llegar a la sección de bajo el puente), un poco separados los unos de los otros.

Ve hacia el detonador y aguarda hasta que aparezca el convoy. Espera a que el primer carruaje llegue hasta la última de las bombas que has colocado (es decir, la más cercana al puente) y entonces detona esa bomba (recuerda que puedes elegir por cual quieres empezar). A continuación detónalas en cadena para que muy pocos enemigos sobrevivan.

Si alguien escapa con vida de la explosión, ten preparada tu arma favorita para evitar que escape de la zona, ya que entonces la misión fracasaría.

LA CAÍDA DEL CAPITÁN DE SANTA (LUISA FORTUNA)

guia red dead redemption ps3
Súbete al caballo y sigue a los hombres de Luisa. ¡Ha llegado la hora de la venganza!

John quiere vivo a De Santa para interrogarle sobre el paradero de sus ex-compañeros, así que no lo mates todavía o la misión fracasará.

Primero barre el cementerio de los pocos esbirros de De Santa, es un paso muy importante para facilitar la persecución que empezará cuando te hayas acercado mucho a su jefe.

De Santa intentará huir como el cobarde que es, así que llama a tu caballo y monta en él mientras escoges el lazo como arma principal. Cuando te aproximes a De Santa, échale el lazo, atrápalo, desciende del caballo sin liberar al malhechor, acércate a éste y átalo. Súbelo al caballo y regresa al cementerio, donde deberás eliminar a los enemigos que hayan quedado sueltos antes de continuar.

Deposita a De Santa en el punto marcado por el radar para que dé comienzo el interrogatorio. Por lo visto, los compañeros de John están en Casa Madrugada, pero antes de dirigíos hacia allá debéis acabar con la vida de De Santa. Puedes encargarte tú mismo o dejar que los hombres de Luisa lo acribillen a balazos.

Cuando te acerques a las puertas de Casa Madrugada, empezarán a salir enemigos del edificio; son muy poquitos así que no tendrás muchos problemas para eliminarlos. Por desgracia, el esfuerzo habrá sido en vano.

EL GRAN ASALTO AL TREN MEXICANO (REYES)

Súbete al caballo y sigue a Abraham y a sus hombres. El viaje será largo, así que ten paciencia y aprovecha la ocasión para hablar con el líder de la revolución.

Aguarda a que Abraham dé la señal antes de acercarte agachado al tren militar. Antes de subirte a él debes eliminar sigilosamente a todos los enemigos de la zona sin que el resto se entere para que no den la alarma. Para ello, dependes única y exclusivamente de los cuchillos de lanzamiento que te ha ofrecido Reyes.

Menos mal que todos los guardias te darán casualmente la espalda durante esta sección. Observa los puntos rojos del radar, cúbrete en todo momento, camina siempre agachado, apunta a la cabeza para garantizar una muerte rápida y recuerda que uno de los enemigos está vigilando en el tejado.

Sabrás que no hay más enemigos por eliminar porque el juego te pedirá que desenganches uno de los vagones antes de que te pongas al mando de la ametralladora.

Apunta con la ametralladora al campamento enemigo y acribillarlos sin piedad. Tienes el factor sorpresa a tu favor, ¡aprovéchalo!

A continuación, dirígete al vagón del conductor y dale a la palanca para poner en marcha. Próxima parada: a saber.

Cuando os detengáis, sube al vagón acorazado, pon un explosivo en la trampilla y corre para que no te dé la explosión de lleno. Entra al vagón por el agujero recién creado y abre la caja fuerte. Es un mini-juego sencillo: sigue las instrucciones en pantalla y lo resolverás en un santiamén. Coge los jugosos objetos de su interior y ve al encuentro de Reyes para dar por finalizada la misión.

LAS PUERTAS DE EL PRESIDIO (ABRAHAM REYES)

Súbete al asiento del copiloto del carro de Reyes y prepárate para el viaje. Si estás impaciente, sáltatelo sin dudar.

Cuando pases a controlar el carro, deberás correr como nunca hacia la puerta de El Presidio por dos motivos: primero, si la mecha se agota, saltarás por los aires: y segundo, debes conseguir que el carro vaya lo suficientemente rápido para que choque contra las puertas una vez hayas saltado (el juego te indicará el momento apropiado).

Una vez en el interior del fortín, deja la guerra política al resto y limítate a buscar a Escuella. ¿Ves los tres interrogantes del radar? Escuella se encuentra en el de en medio. Por el camino te toparás con enemigos, así que elimínalos rápidamente antes de que se den cuenta de tu presencia. Mata lo necesario, no ganarás nada con ayudar a la resistencia.

Escuella escapará, ¡qué “sorpresa”! Persíguele a caballo hasta que lo tengas a tiro. Puedes matarle o capturarle. Si realizas la segunda opción, es decir, le echas el lazo y lo atas bien fuerte, deberás llevarle hasta la celda de El Presidio (sigue las instrucciones en pantalla).

Tanto si lo matas como si no, Reyes te informará de que están llegando refuerzos enemigos. Dirígete al cañón marcado en el mapa y aniquila a los carruajes y jinetes que se aproximan. El número de contrincantes será muy reducido, así que es posible que acabes con ellos antes de que entren en la fortaleza. En caso de que algunos hayan conseguido acceder a El Presidio, deberás encargarte de ellos a pistolezato limpio.

Si has atrapado con vida a Escuella, sácalo de la prisión y John se lo llevará a los federales en la frontera.
guia red dead redemption xbox 360

Daniel Cáceres 01 | 06 | 2010