LA BEDIDA ENDEMONIADA (VINCENTE DE SANTA)

guia red dead redemption
¡Por fin un viaje animado! Tras subiros a vuestros caballos y charlar un rato, De Santa te propondrá echar una carrera hasta que lleguéis a Tesoro Azul. ¡Demuéstrale al mejicano quién manda!

Al principio, la aldea parece desierta, pero a los pocos pasos aparecerán los rebeldes así que no pierdas de vista las coberturas más cercanas. Aunque hay muchas oleadas, en realidad el asalto será pan comido porque tiene muchos sitios dónde esconderte y porque cuentas con la ayuda del ejército mejicano. Seguramente, Rockstar quiso que esta secuencia fuese muy fácil para que John y el jugador comprobasen cuán débil es la resistencia en comparación con los chicos del gobierno.

Cuando hayáis acabado con todos, recoge toda la munición y objetos desperdigados y reúnete con el capitán para que te ordene que lances botellas ígneas a las casas marcadas por el radar. Los controles son sencillos, y lo único que tienes que evitar es situarte demasiado cerca de la choza que vas a quemar, no sea que acabes ardiendo. No te sientas mal por lo que estás haciendo: ya habrá tiempo para la redención.

PROMESAS VACÍAS (VINCENTE DE SANTA)

Súbete al caballo y sigue a De Santa hasta el convoy, donde te tocará el papel de copiloto. Si tienes prisa o no tienes ganas de charla, sáltate el viaje hasta la parte interesante del mismo.

Justo antes de llegar al campamento, el carro de delante estallará por una ráfaga enemiga; los rufianes están arriba a la izquierda, acribillaros antes de que acaben contigo. La segunda oleada estará formada por tres jinetes, así que no pierdas mucho el tiempo con esta chusma y apunta a las piernas de sus caballos para acabar rápidamente con la amenaza.

El asalto es muy largo, así que sé paciente y cauteloso para que todo marche bien. Primero coge el rifle de precisión y encárgate de los enemigos que se esconden en la parte superior de la colina de enfrente. La táctica es la siguiente: localizar al rufián, apuntarle con la mirilla y a continuación hacerlo con el arma. De esta forma, evitarás quedarte mucho tiempo al descubierto y acelerarás el proceso. No temas por no apuntar a los enemigos en la cabeza, ya que cualquier punto bastará para eliminarles.

La siguiente sección es un ascenso tortuoso hacia las ruinas donde los rebeldes han instalad su campamento. Cambia el rifle de precisión por una escopeta o tu arma predilecta y prepárate para repetir la mecánica de siempre: cúbrete, dispara, avanza, cúbrete… En este caso, cuentas con la ayuda del ejército, hasta el punto que puedes dejar que te adelanten y se encarguen de la “limpieza” mientras tú haces lo propio con los cadáveres.

Tranquilo, es una misión muy generosa en checkpoints así que si mueres regresarás a la última parte del ascenso. Asimismo, si lo estimas conveniente, utiliza el rifle de precisión cuando tu puntería no dé para más, aunque la munición de esta arma no es que abunde precisamente.

Cuando hayas barrido el radar de puntos rojos, reúnete con De Santa para recibir tus ¿merecidas? felicitaciones.

EL CÉSAR MEXICANO (VINCENTE DE SANTA)

guia red dead redemption ps3
Súbete a la silla del copiloto de la caravana y disfruta de viaje o sáltatelo.

Durante el trayecto, los rebeldes os tenderán bastantes emboscadas. Como el carro va muy lento, te resultará fácil apuntar y disparar. Recuerda: la prioridad es acabar primero con los enemigos que van a caballo. Posiblemente, el obstáculo más complicado de esta sección será un grupo de mercenarios apostados en una colina, pero la lentitud de la marcha facilitará su desaparición.

Después de los prolegómenos de rigor, colócate en la ametralladora del tren y prepárate para un sinfín de oleadas enemigas. Tienes dos objetivos a cumplir: sobrevivir y proteger al tren (fíjate en la barra de vida en la parte superior de la pantalla).

El asalto enemigo será muy intenso y prácticamente ininterrumpido, así que deberás tener los reflejos más afinados que nunca. Permanece atento a los puntos rojos del radar y prioriza los más cercanos y los que van a caballo (cárgate al animal, es más sencillo); los jinetes pueden mantener el ritmo del tren mientras que los que van a pata no.

Recuerda que la ametralladora goza de munición infinita y que no se sobrecalienta, así que no sueltes el gatillo hasta que la barra de vida del tren desaparezca, señal de que el asedio ha finalizado y que has completado con éxito la misión.

EL GUARDÍAN DE MI HERMANA (LUISA FORTUNA)

La misión es corta pero compleja. Básicamente, debes escoltar a la hermana de Luisa hasta los muelles antes de que se acabe el tiempo. El problema es que los enemigos no dejarán de acosaros, pero si te detienes a eliminarlos uno a uno no llegareis a tiempo a vuestro destino.

¿Qué debes hacer para triunfar? Primero: no te detengas, es importante mantener un buen ritmo ya que los carros son más lentos que los caballos. En cuanto a los enemigos, encárgate sólo de los jinetes porque son los únicos que os pueden perseguir indefinidamente. Por otra parte, esquiva los soldados que van a pie.

Si sigues estos pasos, llegareis al puerto con tiempo de sobras y con pocos rasguños.

¿DEBE MORIR UN SALVADOR? (LUISA FORTUNA)

Súbete al asiento de copiloto del carro de Luisa y deja que éste te lleve hasta el Presidio (puedes saltarte el viaje, si quieres).

Para colarte en la prisión, escala el hueco marcado en la pantalla y en el radar. A continuación, camina sigilosamente o agachado hacia el siguiente punto marcado en la pantalla, en el que encontrarás un rifle de precisión ideal para salvar a Reyes.

Apunta con el rifle al militar que está dando las órdenes a la tropa y elimínalo antes de que ejecute a Reyes. Debes matar a este enemigo primero, o la misión fracasará automáticamente.

Evidentemente, tus actos no han pasado desapercibidos así que cúbrete y utiliza el rifle para eliminar a la tropa. Si tienes muchos problemas, ya que los enemigos tienen muchas coberturas a su disposición, escoge una arma más convencional y desciende para enfrentarte personalmente al ejército. Asimismo, aprovecha los explosivos repartidos por el escenario para ahorrar munición.

Rescata a Reyes, monta el caballo marcado en el radar y vuelve junto al líder para que se sube también. Salid pitando de el Presidio para encontraros con un aliado de Luisa que os conducirá hasta ella.

La huida no estará exenta de peligros, así que sigue la misma táctica de siempre para encarar a los perseguidores: esquiva a los que van a pie y elimina a los jinetes. ¡Apresúrate, Luisa no anda muy lejos!
guia red dead redemption xbox 360

Daniel Cáceres 01 | 06 | 2010