DECÁLOGO DEL BUEN CAZADOR

guia monster hunter 3
A continuación te ofrecemos una útil guía de Monster Hunter Tri de Wii, para que te conviertas en el mejor cazador interactivo del momento. Monster Hunter Tri no es un paseo por el campo, y es posible que los novatos de la saga se sientan abrumados con todas las posibilidades que ofrece el juego. He aquí diez consejos básicos para no acabar mordiendo el polvo cada dos por tres. Evidentemente, cada cazador encontrará su propio estilo, pero con estas indicaciones comenzarán su oficio con buen pie.

– Regresar de una misión con la bolsa vacía significa que no se está haciendo bien el trabajo de cazador. Cada incursión debe ser aprovechada para recoger aquellos recursos o piezas de monstruo que pueden ser útiles para armas, armaduras, combinaciones… Por ejemplo, si la misión en cuestión transcurrirá prácticamente en el agua, la bolsa debe contener cebos y arpones por si durante el buceo surge algún pez interesante.

– La preparación es más importante que la batalla. Acuérdate siempre de contar con pociones simples y grandes, carne, piedras para afilar, trampas adecuadas para el monstruo en cuestión… No hay nada más triste que empezar una misión y encontrarse sin bebidas frías para soportar la altas temperaturas del entorno, obligándote así a regresar a la aldea con las manos vacías.

– Los monstruos no son invencibles. Sé paciente y obsérvalos para conocer sus puntos débiles, sus rutas de escape, su comida predilecta -¡pon un cebo envenenado y verás el daño que les haces!… Sólo de esta forma podrás cambiar las tornas de las batallas. Ah, un consejo extra: si quieres saber las debilidades de una criatura, observa las estadísticas de sus armaduras; por ejemplo, si éstas no aguantan ataques de agua, significa que el monstruo en cuestión será débil contra dicho elemento.

– Empieza con un arma que se adecue a tu estilo y no te dejes engañar por su poder. Que el martillo haga más daño no significa que los monstruos caigan más rápido, ya que cada arma tiene sus pros y contras -en este caso, se necesita mucha precisión para utilizar los ataques cargados del martillo. Un poco más adelante, deberías atreverte a probar otras armas para dominar cada situación, pero no te estreses.

– Las misiones secundarías no están únicamente para que ganes más dinero. Son pistas encubiertas sobre el método más idóneo para emprender el encargo inicial. Por ejemplo, si te vas a enfrentar a un Gran Jaggi es posible que entre las sub-tareas esté la de “debilítale la cabeza”. Eso significa que la criatura se atonta con tremenda facilidad, así que coge un arma con ataques verticales potentes, ¡y a darle duro en la cabeza!
trucos monster hunter trimonster hunter tri cheats
– No te líes en cuanto a las armaduras. Déjate de cálculos matemáticos y apuesta por llevar siempre sets de armaduras del mismo tipo, ya que así tendrás más habilidades. Eso sí: atento a las debilidades, no te enfrentes a un monstruo de fuego llevando una armadura débil al fuego, hombre.

– Apúntate la evolución de las armas. Para crear un arma nueva, necesitas recursos. Ahora bien, si consigues dicha arma mediante la mejora de otra existente, necesitarás menos recursos de los habituales y te resultará más barato. Lápiz y papel: los compañeros inseparables de un buen cazador.

– Utiliza sabiamente la granja, la cantina, los navíos y el pirata mercante. Visita con frecuencia el bosque para conseguir recursos e inviértelos en estos servicios tras acabar cada misión. De esta forma, evitarás quedarte sin un objeto determinado y no perderás tiempo recorriendo mapas para encontrarlo de nuevo. ¡Atención! Si tienes 50 hierbas, no le pidas al dueño de la granja que te cultive más sino que examina tu inventario para averiguar qué objetos escasean. ¡Sé consecuente!

– No seas egoísta o descerebrado durante las misiones online. Aunque seáis cuatro cazadores, si cada uno va a la suya hasta un Qurupeco afónico os meterá una paliza. Actuad como un equipo, y que no te dé miedo ayudar a novatos en las misiones inferiores; ellos mejorarán y se convertirán en aliados formidables y además conseguirás objetos extra.

– Finalmente: mejorarás. No te desanimes y aprende de tus errores. ¿Que el primer monstruo de los grandes te ha derribado en un minuto? Vigila sus movimientos, forja armas más poderosas, lleva armaduras preparadas para su elemento, crea trampas, escúpele de lejos… Si te mantienes constante, observarás que puedes danzar alrededor de las criaturas sin que éstas logren tocarte apenas un pelo. Esta es la filosofía a seguir si quieres ser el mejor en tu trabajo.

Daniel Cáceres 30 | 04 | 2010