El Nether es un lugar inquietante y misterioso de Minecraft, no obstante también es conocido como El Infierno. Para poder llegar hasta el Nether es necesario fabricar un portal especial, que nos de acceso a este sitio inexplorado y poco agradable. El Nether está repleto de peligrosos enemigos, como los Ghast y los Zombie Pigman. En la última versión de PC se han añadido dos enemigos más: Blaze y Slime Infernal.

En esta sección de la guía te explicaremos la forma más sencilla de acceder hasta el Nether. Hay dos formas de fabricar un portal, ninguna de ellas sencilla, aunque una más cómoda que otra. Paso a paso, podrás fabricar tu propia entrada al Infierno y bajar hasta un lugar donde se pondrán a prueba nuestras habilidades para la supervivencia y, como no, la minería extrema. Imprescindible tener un mechero y un pico de diamante.

CÓMO HACER UN PORTAL AL NETHER

Primero veremos la forma “fácil”, aunque terriblemente laboriosa, de crear un portal al Nether. Sigamos el camino que sigamos, necesitamos bloques de obsidiana. Este mineral se puede fabricar de forma casera, lo que explicaremos a continuación. Primero debes crear un molde (con la forma de la imagen superior) con un material no inflamable, como la arena. Este molde lo rellenamos con bloques de lava (se consiguen con un cubo, directamente de la lava, con cuidado de no quemaros).

Una vez hecho esto, verteremos agua sobre la lava dentro del molde y ya tendremos nuestra obsidiana. Si no lo hemos hecho correctamente, obtendremos otro material, que no sirve para el portal de Nether. Cuando tengamos toda la obsidiana que necesitamos (es decir, como en la imagen de arriba), podremos retirar el molde de arena o del material que hayamos utilizado y usaremos un mechero en la parte inferior del portal (de nuevo, como indicamos en la imagen).

minecraft nether portal

La otra forma de de conseguir el portal es minar obsidiana directamente para conseguir bloques de este mineral. Para ello tendremos que cavar muy profundo en el universo Minecraft y utilizar picos de diamante, ya que la obsidiana es terriblemente dura de conseguir. Donde hay obsidiana suele haber lava, por lo que está en vuestra mano elegir el método que mejor se adapte a vuestro estilo de juego. Con los bloques de obsidiana construimos el portal y usamos el mechero en la parte inferior. Las esquinas del portal no son necesarias, por eso no aparecen en la imagen superior.

Cuando el portal al Nether esté activo se volverá de color morado. No tenemos más que saltar sobre él y tras una breve pantalla de carga estremos dentro. Aquí, comienza otra nueva aventura de Minecraft.

IR A GUÍA COMPLETA DE MINECRAFT – XBOX 360

Antonio López 12 | 05 | 2012