En el capítulo número once, Catacumbas de Delfos, encontraremos el tercer puzzle del juego. Aunque parezca complicado, en realidad no lo es tanto. Os contamos cómo resolverlo.

KRATOS SE ENFRENTA A UN PUZZLE COMPLICADO

Nos encontramos en la gran sala frente al enorme reloj de arena. En primer lugar, tenemos que pisar la pequeña plataforma situada justo enfrente de la principal. Ahora, avanzamos hasta parte derecha y, frente a un cofre, encontraremos una pequeña palanca. La accionamos y nos dirigimos hacia la luz azul verdosa. Al pasar por encima, veremos como la sala ha quedado destruída por el paso del tiempo. A continuación, nos dirigimos hacia el punto brillante de la izquierda, tiramos de la cuerda y volcamos la columna.

God of War: Ascension

Así, saltamos encima de ella para poder llegar a la parte de arriba de la sala. Nos colgamos de la parte superior, avanzamos hacia la derecha y saltamos hacia la plataforma central, que está colgada en el aire. Desde ahí, tiramos de la cuerda que se encuentra en la parte delantera y balanceamos la plataforma. Así, podremos llegar hasta la parte superior del reloj de arena. Esto hará que la plataforma inferior desaparezca tras la superficie del suelo. Ahora, en el piso superior, nos dirigimos hacia la izquierda, hasta encontrar una palanca igual que la primera que hemos utilizado. La accionamos y así se abrirá una enorme puerta. Nos adentramos en el nuevo camino hasta llegar a una nueva luz azul verdosa. La pisamos para que quede todo destruido y nos tiramos hasta el piso de abajo, donde deberemos vencer a varios enemigos.

God of War: Ascension

Una vez hayamos acabado con ellos, arrastramos el bloque de la derecha y subimos por la pequeña escalinata. Nos dirigimos hacia la parte derecha, de nuevo hacia la luz, para que la sala vuelva a destruirse y volvemos al piso de abajo. Ahora, podremos meter el bloque anterior en un hueco que se ha abierto en la parte delantera y que será una especie de ascensor. Volvemos a subir por la escalinata y veremos como el bloque ha ascendido hasta la parte de arriba. Ahora, lo empujamos hacia la derecha y hacia el frente, hasta la penúltima baldosa. La sala volverá a convertirse en nueva y limpia, por lo que debemos bajar y subir otra vez para pisar la luz azul verdosa.

Avanzamos y rompemos la pared que se encuentra frente al bloque para conseguir que éste pase al interior. Seguimos empujándolo hasta que caiga a la sala del reloj. Kratos deberá tirarse con él. Una vez ahí, seguimos moviéndolo, hasta situarlo frente a la enorme plataforma. Ahora, pisamos la luz azul verdosa para envejecer la sala y lo utilizamos para subir a la plataforma de enfrente. Volvemos a estirar de las cuerdas de ésta hasta golpearla con el reloj de arena. Éste se romperá y nosotros podremos bajar al piso de abajo a través de la plataforma central, que funcionará como ascensor. Así, habremos completado el puzzle.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 01 | 06 | 2013