Volvemos a estar en el interior de una sala, esta vez en Los Ojos de Apolo. En la parte derecha encontraremos un mazo. A continuación, subimos al gran cristal del centro y tiramos la gran roca hacia abajo con el objetivo de que este gran ascensor pueda subir. Una vez esté libre la sala y dispongamos de más espacio, aparecerán algunos enemigos, cuyas formas ya hemos visto en varias ocasiones. Cuando Kratos haya acabado con ellos, podremos coger los dos cofres verdes de la sala y utilizar la roca que hemos tirado al principio para poder llegar hasta la parte izquierda del piso superior.

Los Ojos de Apolo

Allí encontraremos un cofre, unas cadenas y, al moverlas, la plataforma de al lado saldrá hacia fuera, pero volverá a su posición original en unos segundos. Por ello, debemos volver al piso de abajo y subir, esta vez, por el lado de la derecha ayudados de nuevo del bloque. Cogemos el cofre rojo y subimos por la escalinata hasta encontrar dos cofres más. Nos dirigimos al lado de la izquierda. Allí, para poder resolver el puzle, será necesario utilizar el poder de creación del clon de Kratos y dejarlo en la cinta movediza para que haga peso en el ascensor de cristal, mientras que Kratos corre a mover las cadenas de la parte superior izquierda, bajando de nuevo por el piso inferior. Al moverlas, el ascensor de cristal y el otro bloque queden completamente encajados.

Los Ojos de Apolo

Ahora, podremos continuar hacia delante, donde encontraremos una larguísima escalinata. Al llegar a la parte superior, veremos que nos encontramos en la parte superior de Apolo. A continuación, aparecerá un enorme dragón. Al subir encima suya, habremos llegado a una lujosa sala donde tendremos que acabar con él. Así, podremos seguir hacia delante, donde obtendremos más información sobre Alethéia y sobre las oscuras intenciones del Dios de la Guerra. Ahora ya estaremos preparados para adentrarnos en el Faro de Delos.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 29 | 04 | 2013