Al caer por la enorme cuesta, pisamos fondo en la enorme alcantarilla con agua. Nada más caer, en la parte derecha de la pantalla, encontraremos una carta. Una vez que la hayamos cogido, de nuevo con el R1, con el que deberemos familiarizarnos, hay que saltar hacia la parte izquierda superior de la pared. Deberemos ir ascendiendo por los ladrillos que sobresalen hasta que lleguemos a una especie de escalera situada en la parte derecha de la pantalla, por la que ya podremos ascender hasta llegar a un enorme agujero redondo.

God of War: Ascension

Una vez allí, debemos seguir hacia delante y golpear la reja que nos impide salir, otra vez con el control R1. Aunque dudemos si salir o no debido a las vistas de vértigo que se obtienen desde allí arriba, debemos caminar por un pequeño zócalo de la pared de la derecha suspendido a varios kilómetros del suelo, puesto que el camino se corta. Cuando se acabe, tenemos que saltar al otro borde de la pared y seguir ascendiendo.

Una vez arriba, en tierra firme, encontraremos un cofre verde nada más  subir y dos cofres rojos escondidos en la parte izquierda del escenario. A continuación, y siguiendo el camino que hemos cogido para encontrar los cofres rojos, encontraremos una palanca que abrirá la celda que hemos visto nada más ascender. Deberemos dirigirnos hacia allí, pero luchando contra varios hombres-escarabajo que se han interpuesto en nuestro camino. Una vez hayamos acabado con ellos, debemos accionar otro artefacto en el camino para abrir otra puerta más, en la que se encuentra el ámbar del prisionero del que nos hablarán en ese momento.

God of War: Ascension

Una vez dentro, encontraremos a varios prisioneros encerrados en diversas jaulas. Cuando hayamos explorado la nueva zona, notaremos que ésta empieza a moverse, puesto que unas manos gigantes la han arrancado y están comenzando a moverla de un lado a otro. Sin embargo, éste no será el único problema, puesto que mientras estamos colgados en el aire encontraremos más hombres-escarabajo a los que deberemos vencer o tirar al vacío, mientras el enorme monstruo continúa destrozando la plataforma. Cuando ya no nos quede más salida, habrá que realizar un salto gigante hacia el frente, donde llegaremos al siguiento paso: La Caseta de Vigilancia. Para ello, deberemos presionar R1 cuando aparezca un punto verde brillante.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 28 | 03 | 2013