Nada más haber llegado a lo alto de la torre, aparecerán unas manos monstruosas y un nuevo jefe con cuerpo de reptil y dos cabezas, una de ellas con cuernos y otra de león. Acabar con él no será nada fácil, pero podremos usar la habilidad del fuego. La clave consiste en ser rápidos para esquivar los ataques de hielo que lanza y en subir encima de él sin tener miedo a pesar de su espectacularidad.

God of War: Ascension

Una vez vencido, el objetivo consistirá en llegar a la Torre de Delfos, un enorme edificio que se ve al horizonte desde nos encontramos. Para ello, agarraremos la palanca que aparecerá enfrente, accionando así un dispositivo en la torre que hará que ésta se mueva. Para llegar hasta allí, deberemos introducirnos dentro de una serpiente roja gigante que ha aparecido en la parte izquierda de la pantalla y en cuyo interior encontraremos varios cofres y una cuesta abajo que debemos seguir, tenido especial cuidado con los agujeros que hay en el suelo para no caer al vacío.

God of War: Ascension

Tras saltar el segundo agujero, encontraremos a varios enemigos que nos imposibilitarán el paso. Una vez vencidos a todos, podemos seguir hacia delante, pero con cuidado de los enemigos con alas que aparecerán. Para acabar con ellos, lo ideal es utilizar la habilidad de hielo, puesto que ellos intentarán quemarnos. Al final del camino, encontraremos varios bloques apilados. Subimos hasta la parte superior por el agujero de arriba y, continuando hacia la parte derecha, encontraremos varias cuerdas con sus respectivos destellos verdes a los que hay que ir agarrándose sucesivamente para avanzar. Una vez lleguemos a la última, nos soltamos y seguimos caminando recto por el cuerpo de la serpiente. Caemos por el primer agujero y ya habremos llegado al siguiente capítulo, El Viente de la Pitón, donde nos espera el relámpago de Zeus.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 04 | 04 | 2013