La Ciudadela de la Furia nos espera con una cadena, de la cual demeos tirar para mover una especie de jaula en la parte de arriba con un punto verde brillante. Nos dirigimos a toda velocidad hacia ella, antes de que la cadena vuelva a retroceder, y saltamos hacia el siguiente escenario. Como viene siendo habitual, en cada nuevo territorio, nuevos enemigos comenzarán a atacarnos. Además, los brazos gigantes aparecerán con mayor frecuencia, dificultándonos la lucha.

God of War: Ascension

Cuando estén derrotados, nos dirigimos hacia delante y, con el Amuleto de Uróboros, regeneramos el puente de piedra. Así, podremos atravesarlo y llegar a una puerta. En su interior, encontraremos una estancia con aspecto abandonado, pero sin perder la esencia de hogar. En su interior, Kratos encontrará a una niña durmiendo. Aquí, descubriremos la parte más tierna y romántica del protagonista y un mundo que jugará con la realidad y la ilusión de las Furias. Ellas pedirán a Kratos que se entregue para poder alcanzar la máxima felicidad. Así, habremos llegado a la Cámara de Alecto, el capítulo final del juego.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 03 | 05 | 2013