Nada más llegar a El Horno, un gigante y varios enemigos más nos darán la bienvenida. Tras derrotarlos, cogemos los cofres de la sala y, con R1, movemos la rueda para activar un mecanismo. A continuación, veremos una puerta abierta en la parte derecha. En el interior, hay una antorcha que debemos coger para fundirla arriba. Para explorar el terreno y familiarizarnos con el puzle, la colocamos en el interior de la puerta que está cerrada con varios tablones de madera y que, con un par de patadas podemos abrir. Accionamos la primera rueda de nuevo y corremos por el puente negro de delante hasta llegar a un nuevo piso.

El Horno

Allí, veremos un enorme mapa con lo que parecen ser las instrucciones. En ese mismo piso, Kratos econtrará una carta, dos cofres y el Tratado de Arquímedes, objeto que podremos utilizar al final del juego. Acto seguido, veremos el cuerpo sin vida de Arquímedes y, en el centro de la sala, encontraremos una palanca. Al estirar de ella, veremos que se ha abierto una puerta y podemos osbervar que abajo hay otra sala. Nos tiramos y llegaremos abajo, donde nos esperan más cofres y una nueva rueda. Al moverla, se abrirá la jaula que nos encerraba. Al continuar por allí, veremos que estamos en el lugar inicial.

El Horno

Por tanto, para resolver el puzle, debemos llevar la antorcha hasta la nueva sala y colocarla al lado de la rueda que hemos activado antes. Allí, al volver a mover la rueda, veremos como salen chispas que harán arder la antorcha. Una vez hecho esto, usamos el Amuleto de Uróboros para apagarla. Volvemos a llevarla a su lugar de origen y, con el Amuleto de Uróboros podremos volver a encenderla. Así, el calor desprenderá el líquido de arriba. Volvemos a sacar la antorcha y la introducimos en la puerta que hemos roto al principio. Al volver a utilizar el Amuleto de Uróboros, la encendemos de nuevo y movemos la rueda de al lado. Así, el líquido fundido caerá en su interior. Volvemos a coger la antorcha y la situamos al final de la sala de al lado, donde, al encencerla de nuevo con el Amuleto de Uróboros, habremos resuelto el puzle de El Horno. Así, haremos que todo el mecanismo de la sala esté en funcionamiento y que todo se llene de fuego.
El Horno

Cuando hayamos hecho esto, y como viene siendo habitual, aparecerán nuevos enemigos. Una vez los hayamos matado, movemos de nuevo la rueda inicial y nos situamos en la plataforma negra de su izquierda, que comenzará a moverse. Seguimos por el puente que hemos atravesado antes y, al llegar a la sala volverán a aparecer nuevos enemigos. Para seguir hacia arriba, nos subimos al bloque de la derecha y comenzamos a subir por las palancas de la máquina del centro que aparecerán y desaparecerán. Para llegar arriba del todo, Kratos tendrá que agarrarse a la pared con cuidado, puesto que seguirán atacándole más enemigos voladores.

El Horno

Cuando estemos arriba, nos dirigimos por el pasillo de la derecha, donde encontraremos un cofre y nos enganchamos a la cadena de arriba, señalada con el punto verde brillante. Nos desplazamos por la estructura y habremos llegado a un pasillo similar a una cinta mecánica. Avanzamos hacia la luz y movemos el mecanismo que encontremos, situado justo al lado de un cofre azul. Cuando volvamos a retroceder, aparecerán varios enemigos más. Seguimos retrocediendo una vez hayamos acabado con ellos y subimos a unas palancas que se mueven a modo de noria, después a una rueda y a una nueva plataforma. Así, habremos salido a la superficie donde nos espera El Hombro de Apolo.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 25 | 04 | 2013