Estamos de nuevo en El Horno, que aún continúa encendido. Volvemos a mover la rueda para que la jaula se abra, seguimos hacia delante y activamos la rueda de la siguiente sala. Automáticamente, el suelo donde nos encontramos se elevará y comenzarán a atacarnos varios enemigos. Mientras tanto, la plataforma continuará subiendo hasta que se quede fija en la parte superior.

El Horno II

Allí, encontraremos dos cofres y una palanca en el lado izquierdo. Al estirar de ella, abriremos una puerta que descubrirá una especie de sol con una luz roja. Después, movemos la rueda de la parte derecha y veremos que nos encontramos en la parte superior de la estatua enorme de Apolo. A continuación, y mientras el lugar en el que estamos comienza a arder cada vez más, irán apareciendo nuevos enemigos. Tras vencerles, podremos coger los cofres del lugar en el que nos encontramos y avanzar hacia la luz.

El Horno II

Allí, un ascensor nos llevará hasta el lugar donde debería estar la cabeza de Apolo. A través del Amuleto de Uróboros, elegimos la opción de regeneración y la cabeza del Dios volverá a colocarse en su sitio. Ahora nos encontraremos en Los Ojos de Apolo y habremos descubierto por qué entraba la luz.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 29 | 04 | 2013