Una vez arriba, tras conseguir escapar del ascensor, debemos correr por el largo pasillo hasta encontrar una carta que cogeremos manteniendo pulsado el R1. A continuación, nos encontraremos una única puerta. Cuando entremos, veremos que se trata de una estancia envuelta en humo donde se encuentran mujeres desnudas que intentarán seducir al protagonista. Una de las chicas le cogerá de la mano, pero rápidamente Kratos deberá luchar contra ella, puesto que se trata de un engaño.

God of War: Ascension

Al intentar agarrarla, una especie de araña gigante nos lanzará hasta fuera de la estancia, donde encontraremos una enorme cara de piedra. Los pequeños escarabajos volverán a aparecer para dificultarnos la lucha entre los enemigos que han aparecido. Mientras, la enorme araña, que se posará sobre el ojo de la gran estatua, comenzará a destruirla y a mover la plataforma en la que nos encontramos. Con tanto movimiento, aparecerán nuevos enemigos con los que tendremos que luchar, pero con cuidado de no caernos, de que no nos aplaste la enorme estatua que no para de moverse y de no distraernos con las imágenes de fondo.

Debido a los bruscos movimientos, saldremos disparados hacia otra plataforma, pero la enorme escultura nos perseguirá. Sin embargo, nuestro mayor enemigo ahora será un nuevo jefe con enormes cuchillas como colmillos. Recibiremos ataques de los dos a partes iguales, pero debemos derrotar primero al nuevo jefe a través del cuadrado o del círculo. La técnica consistirá en manejar a este nuevo jefe y utilizar su cuerpo para derrotar a la araña, que es quien maneja la escultura. Una vez hecho esto, nos daremos cuenta de que la mujer araña poseía una brillante piedra azul. Cuando la cojamos, habrá un salto hacia atrás en el tiempo, para contarnos qué ocurrió hace tres semanas.

God of War: Ascension

En el pasado, aparecerá una especie de hombre y una mujer. Éste nos pedirá que confiemos en él y pondrá en la mano de Kratos el collar y un anillo con la piedra azul para que apacigüe la mente y para que no le engañen las ilusiones. Automáticamente, las luces de la estancia se apagarán, puesto que las ilusiones parecen haber cesado. Una vez que nos haya dicho que nos aguardará la libertad, nos contará que deberemos vencer a las criaturas y liberarnos del vínculo con el Dios de la Guerra. Aunque Kratos no se mostrará muy convencido, el hombre le hará ver el estrecho camino entre la ilusión y la realidad. Una vez hayamos hablado con él, deberemos salir de la habitación hasta que encontremos una cuesta que deberemos seguir. Así llegaremos al pueblo de Crisa, pero esta vez con un interrogante. ¿Es todo una ilusión?

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 03 | 04 | 2013