Nos encontramos en El Antebrazo de Apolo, donde, a la derecha veremos tres cofres y el objeto de Cincel del Cantero, que sólo podremos utilizar al finalizar el juego. Volvemos hacia la izquierda y pisamos la plataforma circular para que la puerta se abra. Así ya podremos colgarnos del punto verde brillante que aparecerá. Nos impulsamos y caemos a una plataforma con varios enemigos. Durante el combate, nos será útil utilizar el nuevo poder de la Piedra del Juramento de Orkos. Una vez vencidos, comenzamos a trepar hasta rodear la plataforma. Cuando veamos un nuevo piso con un cofre verde nos podremos soltar.

God of War: Ascension

A continuación, para poder llegar al otro bloque, debemos agarrar la cadena para que ambos bloques se acerquen y no nos caigamos por el centro. Seguimos por el camino y, una vez lleguemos a una nueva plataforma sin salida, con una gran rueda al lado, comenzamos a escalar por una especie de jaula y nos lanzamos hacia un muro de la parte izquierda para ir cayendo más lentamente. Allí encontraremos otro punto verde brillante que debemos utilizar para impulsarnos y romper la pared. Así, habremos llegado al exterior. Nos dirigimos hacia el puente de la izquierda y volvemos a utilizar las luces verdes brillantes para avanzar a lo largo de una cadena gigante.

God of War: Ascension

Cuando hayamos llegado a tierra, debemos luchar contra varias criaturas, entre ellas un monstruo de tres cabezas. Una vez derrotados, podremos coger los cofres que encontremos y utilizar el Amuleto de Uróboros para destruir las cadenas y poder subir por ellas. Cuando estemos arriba, encontraremos varios cofres en la parte derecha y en el centro. Seguimos todo recto y habremos llegado a una sala circular, de nuevo rodeada de fuego. Para que ésta se mueva, utilizamos el nuevo poder de Orkos. Con él, podremos mantener pulsadas las dos palancas que posibilitan el movimiento (una pisándola Kratos y otra con Orkos). Lo problemático llegará por el fuego y por los enemigos que aparecerán, incluído un gigante con un mazo. Mientras que éstos nos atacan, debemos seguir el mismo procedimiento con Orkos para que la rueda no cambie de dirección. Al llegar hasta arriba y, al acabar con ellos, nos adentraremos en un agujero de luz, que nos conducirá hasta las Costillas de Apolo.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 24 | 04 | 2013