La serpiente nos ha conducido hasta las Cavernas Heladas. Ésta continuará en movimiento, por lo que debemos romper la estructura que vaya apareciendo a nuestro paso para poder pasar. A continuación, nuevos enemigos atacarán mientras ésta sigue en movimiento, por lo que debemos de estar pedientes de ambas cosas. La pitón comenzará a ganar algo de velocidad y, cuando estemos frente a una especie de entrada adornada, deberemos agarrarnos al punto verde brillante de la parte superior izquierda. Así, nos impulsaremos hasta llegar al siguiente punto brillante. Al llegar al tercero, tenemos que soltarnos hasta que nos encontremos de nuevo con la serpiente en movimiento, donde nos recibirán algunos pequeños escarabajos, con los que tendremos que acabar.

Cavernas Heladas

Acto seguido, nos encontraremos con otro punto verde brillante que nos llevará hasta la parte izquierda. Así, llegaremos a una estructura con varios agujeros. Otro nuevo punto brillante al final de ella nos llevará hasta una cuesta abajo muy inclinada. Cuando llegue a su fin, deberemos agarrarnos como podamos a una pared vertical semitransparente que nos permitirá descender lentamente hasta llegar de nuevo a la pitón donde esperan nuevos enemigos. Antes de llegar a otra nueva entrada, veremos otro punto verde en la parte izquierda, que nos permitirá llegar hasta una estructura por la que debemos ir hasta la parte izquierda.

Cavernas Heladas

De nuevo encima de la pitón, y esta vez muy cerca de la cabeza, aparecerán más enemigos. Ante la siguiente entrada cerrada, el punto estará esta vez en la parte derecha de la pantalla, al que le seguirán otros dos que nos permitirán llegar a una cuesta abajo helada. Al descender por ella, veremos que estamos en la cabeza de la pitón y que está aparcando. En la parte derecha encontraremos una torre, por la que debemos ir ascendiendo hasta introducirnos en la parte interior de la torre. Una vez dentro, en una cuesta enroscada, debemos bajar para encontrarnos con el objeto de ofrenda del buscador del oráculo, que podremos usar al acabar el juego. Veremos que ya no podemos bajar más, por lo que deberemos empezar a subir. Una vez arriba, rodearemos el eificio hasta encontrar una escalinata recta que nos permitirá llegar hasta la parte de arriba.

Cavernas Heladas

Allí encontraremos a un hombre que nos contará su historia con la ofrenda y un enorme jefe de fuego volador lo atacará a él y después a Kratos. Enganchándolo de las cadenas podremos acabar más facilmente con él. En esta espectacular lucha, aparecerán también otros enemigos voladores de los que tendremos que ocuparnos cuando hayamos acabado con el grande. Después, debemos estirar de una palanca con un punto blanco brillante que liberará el edificio de enfrente y hará que aparezca una escalinata que unirá el sitio en el que nos encontramos con el edificio. Una vez dentro, encontraremos una maza y dos cofres. Al abrir la puerta, llegaremos al siguiente capítulo: El Templo de Delfos.

IR A GUÍA COMPLETA DE GOD OF WAR: ASCENSION

Lorena Garcés Abarca en 10 | 04 | 2013