Hoy queremos dedicar nuestra guía de Final Fantasy XIII-2 a Omega Aspir, un potente monstruo de rol castigador que muchos habréis conseguido de regalo en DLC al reservar vuestro ejemplar del juego, pero que a continuación os explicaremos cómo conseguir mediante la combinación de las habilidades de varios enemigos.

Crear a Omega en Final Fantasy XIII-2

CONSEGUIR A OMEGA ASPIR

Siguiendo todos estos pasos conseguiréis crear a Omega Aspir, un enemigo capaz de derrotar a Chiquichú y a Odín del Ocaso y dejarles a la altura del betún. No obstante, os recomendamos no abusar de él, pues un uso prolongado de este monstruo podría convertir el juego en demasiado fácil y aburrido.

CREAR EL MEJOR CASTIGADOR

Antes de nada deberemos conseguir un monstruo base, no es necesario que éste posea ninguna habilidad, podríais empezar con un Gorgonops, por ejemplo. llegados a este punto, tendremos que transferir algunas habilidades a otros monstruos que necesitaremos más adelante:

01- Tomad 2 Lansquenetes Lv 1 y otorgar sus habilidades a vuestra Base,
02- Tomad un Omeya Lv 18 y otorgad sus habilidades a un Chunerpeton Lv 2,
03- Tomad un Ixtab Lv 58 y otorgad sus habilidades a un Nommo Lv 28,
04- Tomad un Chatria Lv 70 y otorgad sus habilidades a un Noctipuma Lv 1,
05- Tomad una Granada Lv 8 y otorgad sus habilidades al Noctipuma del paso anterior.

Continuad del siguiente modo:

06- Transferid las habilidades del monstruo conseguido en el paso 2, a vuestro monstruo base,
07- Transferid las habilidades del monstruo conseguido en el paso 3, a vuestro monstruo base,
08- Transferid las habilidades del monstruo conseguido en el paso 5, a vuestro monstruo base.

Cómo conseguir a Omega

Llegados a este punto deberéis subir de nivel vuestro Omega hasta lograr un Lv 80 o Lv 99, eligiendo siempre la opción de Bonificación de Barra BTC, puesto que queremos conseguir un Aspir. Una vez más deberéis elegir qué catalizadores usar, aunque si lo que queréis es un Omega muy potente, os recomendamos utilizar los más potentes, excepto en los niveles: 51, 61, 66, 81, 82, 83, 84, 86, 87, 88, 89 y 91, para éstos lo mejor es usar catalizadores prodigiosos, puesto que en estos niveles la diferencia de bonificación de fuerza que se recibe entre catalizadores potentes y prodigiosos es nula.

A continuación, continuaremos transfiriendo habilidades a nuestros cristales de mesnada:

09- Conferid las habilidades de un Temnospondilo Lv 2 a vuestro Omega Lv 80/99,
10- Conferid las habilidades de una Babosa Molotov Lv 30 a vuestro Omega Lv 80/99,
11- Conferid las habilidades de un Tomberi Lv 24 a vuestro Omega Lv 80/99.

Y para finalizar:

12- Otorgad las 5 habilidades del monstruo base que habéis construido a Omega Lv 80/99.

Conseguir a Omega Aspir en Final Fantasy XIII-2

HABILIDADES TRANSFERIDAS A OMEGA

Realizando los anteriores pasos conseguiremos convertir a Omega en Omega Aspir. Fruto de los pasos anteriores conseguiremos transferir las siguientes habilidades:

    – Ataque físico +35%,
    – Ataque por caídos,
    – Aspir (aumentar, aumentar),
    – BTC al tope,
    – BTC (aumentar, aumentar) al atacar,
    – Gusto idéntico,
    – Vit +30%

ENCONTRAR LOS MONSTRUOS

Con el siguiente listado podréis encontrar todos los cristales de mesnada necesarios para crear a vuestro cartigador perfecto:

    – Babosa Molotov (Oerba 200 d. H.)
    – Chatria (Estepa de Archylte ??? d. H., Clima nublado)
    – Chunerpeton (Yaschas 110 d. H.)
    – Gancanagh (Estepa de Achylte ??? d. H., Marjal Cristalino)
    – Gnomo Urbano (Torre Augustia 200 d. H.)
    – Granada (Oerba 400 d. H.)
    – Ixtab (Yashas 100 d. H.)
    – Noctipuma (Torre Augustia 200 d. H.)
    – Nommo (Estepa de Archylte ??? d. H., Marjal Cristalino, clima lluvioso)
    – Lansquenete (Academia 500 d. H.)
    – Omeya (Academia 400 d. H.) Tan solo hay 2 enemigos como este en todo el juego, si los derrotasteis sin conseguir su cristal tendréis que cerrar y volver a jugar el portal.
    – Temnospondilo (Floresta Sunleth 300 d. H.)
    – Tomberi (Ruinas Bresha 300 d. H.)
    – Yeendan (Oerba 300 d. H.)

Fuente: Gamefaqs

Silvia Galiana 23 | 04 | 2012