En esta entrega de la guía de Dragon’s Dogma, y antes de adentrarnos en lo que es el propio desarrollo de la historia vamos a pararnos para presentar a los enemigos más comunes y variados. Son los que campan a sus anchas por todo el mapeado del juego y lo que no se corresponden con grandes enemigos o jefes de final de fase.

Aquí la guía de enemigos 1 de Dragon’s Dogma.

MONSTRUOS DE DRAGON’S DOGMA

– Esqueletos: De entre 1,5 y 1,8 metros de altura, los esqueletos son un enemigo débil pero muy numeroso. En grandes cantidades es peligroso. No tienen un comportamiento definido, así que hay que tener cuidado con sus movimientos.

– Mago esqueleto: El comandante de estas hordas. Son los restos de personas que podían usar magia en vida. Unidos con muchos esqueletos son un enemigo formidable.

– No Muerto: Son los clásicos zombis. Habitan en todos los rincones del mundo. Son cadáveres putrefactos revividos con nigromancia. No tienen inteligencia y son lentos, pero muy fuertes en distancias cortas. Cuidado con ellos.

enemigos de dragons dogma

– Alma en pena: Nacieron gracias a hechiceros que sometieron a sus propios cuerpos a concentraciones de magia. A diferencia de los anteriores son inteligentes y poderosas en su magia.

– Dragones: Son como un mito en Dragon’s Dogma. No se sabe porqué atacan en ocasiones a las civilizaciones, ni tampoco de dónde vienen o cómo se reproducen. Son el enemigo más poderoso de todo el juego y una fuente narrativa del mismo, pues un poderoso dragón es el que da el pistoletazo de salida a la aventura de nuestro personaje.

– Grifos: Cabeza de águila y cuerpo de león. Son criaturas míticas amantes de los objetos brillantes. Son fuertes y atacan en pequeños grupos. Aunque no son agresivos por naturaleza, si se lanzan al ataque cuando se les molestas o quieren cazar.

– Trasgo: Los trasgos son uno de los enemigos más comunes del juego, como los orcos en el resto de juegos de rol. Los hay de todos los tamaños, aunque generalmente son pequeños y molestos. No tienen una gran fuerza pero se basan en atacar con grupo s de cinco a diez individuos. Tienen la inteligencia de un niño humano, más o menos.

Adrián Hernán 16 | 05 | 2012