Acabamos ahora la guía de enemigos de Dragon’s Dogma utilizando a algunos de los monstruos comunes que más problemas nos darán. De esta forma podremos conocer a todos (o casi todos, pues no queremos mostrar algún que otro spoiler) los monstruos del esperado videojuego de Capcom. Así pues, vayamos a ver qué enemigos tenemos enfrente.

Aquí la guía de enemigos 1.

MONSTRUOS DE DRAGON’S DOGMA

enemigos de dragons dogma jefes

– Hidra: Como el personaje mítico, es una serpiente con muchas cabezas. Como mínimo cuatro en el juego de Capcom. Cada una ataca de forma independiente, de forma que es un enemigo formidable. Regenera cabezas la primera vez que se las cortan y su inteligencia, ahí su punto flaco, no es superior a la de un reptil normal.

– Quimera: Un poderosísimo enemigo que aúna la fuerza de un león supervitaminado con la magia que le otorga su parte de cabra y serpiente (la cola). Sin duda uno de los enemigos más impresionantes del juego y además aparece al final del prólogo.

– Gólem: El gólem es una figura humanoide compuesta de piedra y arcilla. Son criaturas creadas por hechiceros y magos y no tienen voluntad propia más allá de la orden principal de su creador. Son terriblemente fuertes y resistentes y normalmente custodian tesoros.

– Lobos: Los lobos son un enemigo común del juego, como los trasgos o esqueletos. No son especialmente fuertes, pero prefieren atacar de noche y en manada. No son criaturas mágicas ni míticas, solamente bestias que cuando tienen hambre, casi siempre, no dudan en atacar.

enemigos en dragons dogma

– Harpía: Tienen el torso y la cabeza de una bella mujer, pero el resto son elementos monstruosos. Son criaturas voladoras y al batir sus alas miden hasta seis metros. Son monstruos diurnos y utilizan su canto para amedrentar a los humanos, que entran en estado de shock.

– Saurio: Los saurios son descendientes de lagartos milenarios que desaparecieron tiempo atrás. Habitan en lugares húmedos y repletos de agua. Miden tres metros de altura y son muy fuertes físicamente, aunque no se les conoce ningún poder más allá de la fuerza bruta.

– Cíclope: El cíclope es un enemigo bestial. Mide más de siete metros y posee un solo ojo. Eso sí, son vagos y perezosos. Solamente si se les molesta irán a machacarte. Cogen cariño a quien les dé comida y muchos grupos los han esclavizado. Eso sí, hacer enfadar a un cíclope no es una buena idea.

Adrián Hernán 16 | 05 | 2012