La misión comenzará como una contrareloj. Pero antes de comenzar a correr, date la vuelta y baja hasta una plataforma oculta para conseguir una Llave. Ahora si, comienza a correr y no hagas ni caso de los enemigos que aparezcan. Usa tus habilidades de salto para poder sortear las zonas más complejas. Cuando llegues a una plataforma tras hacer agarre, impulso y salto, mira en la pared de la izquierda para localizar un Alma Perdida.

dmc devil may cry mision 6

Sigue avanzando ignorando a los enemigos. Si consigues llegar al final dentro del tiempo límite desbloquearás un logros. Cuando llegues a la nueva área, tras la breve cinemática, mira en un pilar que hay a la izquierda para localizar otra Alma Perdida. Más adelante hay una Estatua Divina. Actualiza tus habilidades y armas. Sigue avanzando y antes de salir de esta estancia verás una Puerta Secreta en una plataforma a la izquierda. Esta puerta te dará acceso a la Misión Secreta Descenso Rápido, en la que deberás superar todos los checkpoints en un tiempo límite. Vuelve a la plataforma central para luchar contra el enemigo de este nivel.

JEFE FINAL: SUCCUBUS

Cuando conozcas a este jefe final no te dejes impresionar por su tamaño. El Succubus te atacará con sus manos y te asestará un duro golpe si te alcanza. Evita sus ataques y golpea con toda tu fuerza las manos que tenga posadas sobre la plataforma donde se desarrolla el combate. Si te fijas, el Succubus tiene un punto rojo sobre su cabeza. Cuando este punto esté visible, no dudes en saltar hacia él y golpearlo con tus habilidades más potentes.

dmc mision 6 succubus

Ocasionalmente, el monstruo vomitará sobre el escenario y deberás usar tus habilidades de salto y agarre para no tocar los residuos. También puedes hacer doble salto y disparar en el aire, aunque es inevitable tocar el vómito en este caso. Eventualmente, el Succubus se caerá de la plataforma y dejará al descubierto varios puntos de anclaje que debes destruir. Para llegar hasta ellos debes utilizar los puntos de elevación angelical que hay en el escenario. Ojito a las palabras del Succubus cuando rompamos su anclaje. Todo educación y respecto.

Cuando hayas roto todos los puntos de anclaje terminarás en la zona más profunda de esta área. Aquí deberás usar tus habilidades de agarre para terminar de eliminar al Succubus. Cuando hayas borrado de la faz del limbo a esta repugnante criatura recibirás una suculenta recompensa: el arma Eryx. Con ella en tu poder llegarás al final de la misión seis de DmC: Devil May Cry.

IR A GUÍA COMPLETA DE DMC: DEVIL MAY CRY – PC, PS3, XBOX 360

Antonio López 30 | 01 | 2013