Tras el vídeo de introducción a esta misión 13 de DmC: Devil May Cry comenzaremos con un intenso combate contra diferentes oleadas de enemigos en mitad de un club nocturno. Primero lucharemos contra estigios y caballeros de la muerte. Después vendrán más estigios y un caballero del infierno. Tras estos, más estigios y una bruja. La cosa seguirá con algunas arpías y un tirano y llegará a su fin con otros poquitos de estigios y un ravager. Cuida durante este largo combate tu salud y cuando hayas terminado con todo prepárate para conseguir coleccionables.

Aparecerá una Estatua Divina junto a un rampa. Bajo la rampa, en su parte trasera, hay un Alma Perdida. Sube la rampa y realiza doble salto con impulso para subir otro nivel. Allí, junto a una puerta roja, hay otra Alma Perdida. Desde la plataforma elevada, de nuevo doble salto e impulso para llegar a una gran plataforma con una Llave Secreta en ella. Si esta es tu segunda partida al juego, podrás abrir la Puerta Secreta con la Llave de Marfil si vuelves a la plataforma anterior y saltas hasta una plataforma que hay a la izquierda. Aquí esta la Misión Secreta Travesuras, en la que deberás matar a todos los enemigos.

dmc devil may cry mision 13

Cuando tengas todos estos coleccionables, vuelve a la Estatua Divina y mejora tus habilidades y armas. Sube la rampa y sitúate sobre una plataforma roja con una flecha. Destrózala con Eryx y aparecerán plataformas rojas y azules. Cuando camines sobre una plataforma roja deberás tener pulsado el botón de las habilidades demoníacas (RT o R2) y cuando estés sobre una plataforma azul deberás tener pulsado el botón de las habilidades angelicales (LT o L2). Mucho cuidado cuando hagas doble salto o agarre e impulso ya que podrías presionar el gatillo que no toca y caer al vacío.

En esta zona azul y roja verás dos caminos. Por el de la derecha, donde deberás saltar, hay un Alma Perdida. Por el de la izquierda avanzarás más plácidamente hasta la próxima pelea. En este combate deberás eliminar a un estigios mientras tienes cuidado con el color del suelo. Si es rojo, gatillo demoníaco, si es azul, gatillo angelical presionado. Tras este combate, avanza por las plataformas rectangulares hasta que llegues a una gran plataforma. Aquí deberás eliminar a unos bathos con escudo y unos estigios inferiores en 30 segundos o el suelo desaparecerá. Puede que necesites más de una ronda para superar este aparentemente sencillo combate.

Avanza de nuevo por las plataformas, sin importar el camino que sigas, puesto que llegarás al mismo sitio. En la nueva plataforma central tendrás otro combate con demonios y suelo rojo y azul. Ten cuidado cuando pises uno color y no tendrás problemas para superar este combate. Cuando acabes aparecerá un cuadrado rojo en el suelo que puedes romper con Eryx. Cuando cambie el escenario, antes de avanzar, mira en la pared para ver un Alma Perdida. Llegarás hasta una sala a oscuras donde deberás luchar contra un grupo de pequeñas furias. Utiliza ataques de área para acabar con todas a la vez y sigue avanzando.

Rompe la plataforma roja que aparecerá con Eryx y sigue cualquiera de los dos caminos. Si te fijas, en la parte derecha hay una plataforma a la que puedes llegue agarrándote con tus armas. Trepa hasta allí, rompe el suelo con Eryx y avanza hasta la siguiente plataforma por el camino que se habrá abierto. Verás un Alma Perdida en la pared. Sigue avanzando de plataforma en plataforma, siguiendo los caminos que desbloquearás cuando rompas el suelo rojo con Eryx. Te cruzarás con varios demonios en tu camino. Acaba con ellos de la forma que quieras.

Llegarás de esta manera hasta la quinta pelea importante. Deberás luchar contra un viejo conocido… aunque aún no sabemos su nombre. Para impedir que se teletransporte de un portal a otro, utiliza un gancho de Eryx en el momento oportuno y quítatelo de en medio. Cuando aparezca una nueva plataforma en el suelo roja, rómpela con Eryx y sube la cuesta que aparecerá ante ti. Llegarás hasta una Estatua Divina. Bajo esa plataforma podrás en contrar una Puerta Secreta que da acceso a la Misión Secreta Adquisición Repentina, en la que deberás conseguir 90 esferas rojas en 35 segundos.

dmc mision 13

Si miras a la parte opuesta de la Estatua Divina verás un círculo azul al que puedes agarrarte. Sube hasta allí y sigue avanzando por algunos círculos azules más hasta que llegues a un Alma Perdida. Consíguela y vuelve a la Estatua Divina. Ahora si, avanza por el camino al que puedes acceder haciendo doble salto e impulso. En la nueva plataforma a la que llegarás te cruzarás de frente con Alma Perdida. Rompe después la plataforma roja del suelo con Eryx y avanza por el camino que se dibujará ante ti. Da igual si vas por la izquierda o la derecha, llegarás al mismo lugar.

Llegarás hasta el último combate del nivel. Tendrás que acabar con una furia fantasmal y una furia sangrienta. Ambas son invisibles y para golpearlas y acabar con su miserable existencia tendrás que usar armas angelicales con la fantasmal y demoníacas con la sangrienta. Este combate puede ser duro, así que vigila tu barra de salud. Eventualmente te atacarán en pareja, por lo que tendrás que ir alternando tus armas. Recuerda que si una furia muere, la otra se vuelve mucho más salvaje. Intenta acabar con las dos más o menos a la vez y habrás terminado esta misión.

IR A GUÍA COMPLETA DE DMC: DEVIL MAY CRY – PC, PS3, XBOX 360

Antonio López 05 | 02 | 2013