Comienza la misión bajándote del monoraíl y dirígete al ascensor. Ten cuidado con el necromorfo que se regenera por lo que trata de debilitarle. Si te ves con problemas métete en el ascensor y huye.

La cosa ahora se complica un poco porque tendrás que reparar la lanzadera. Es probable que venga un grupo de necromorfos directo a por ti, por lo que debes ir con mucho ojo. Cuando lo hayas hecho, utiliza la góndola para llegar al otro extremo de la habitación. Está llena de objetos interesantes, saquéala de principio a fin. Aprovecha el momento para fabricar en el banco la barra de torsión. Baja por el ascensor y ve hasta la otra habitación. Deberás usar esta herramienta para abrir la puerta. Cuando vuelvas a la lanzadera, ve por la pasarela hasta el ascensor de carga, donde podrás coger muchos objetos. Cuando subas y cruces la góndola, baja el elevador de esta parte y habrá dos de las cosas que te necesites para el control remoto.

Dead Space torreta

Después de que hayas cogido las piezas, ve hasta el cono usando la góndola para instalarlo. Abre el cono con Kinesis y cuando vayas a controlarlo te darás cuenta de que necesita combustible. Ve al otro lado con el ascensor y con el ascensor de carga. Atraviesa la puerta y tendrás que cogerlo al final. No obstante, no será fácil pues tendrás que vertelas con varios necromorfos. Acto seguido, vuelve al ascensor de carga y sube. Utiliza los mandos de la izquierda para comenzar a llenar el depósito. Ve hasta la bomba y utiliza Kinesis para conseguir solucionarlo. Ten cuidado mientras se va llenando pues puedes ser atacado. Detén el dispositivo cuando esté lleno y toma el elevador de carga hacia abajo.

ESQUIVA EL FUEGO COMO SEA

Habrá problemas, para variar, y enormes columnas de fuego tendrás que esquivar. El problema se agranda cuando tienes que esquivarlas mientras te atacan por varios lados. Cruza el puente entre los motores y evita al necromorfo inmortal (el que se regenera) y baja por las escaleras.

Una vez estés abajo, ve a la nueva habitación y llama al ascensor de carga de la derecha. Habrá otro necromorfo regenerativo por lo que ten preparado Stasis para detener su velocidad. Dirígete hacia la góndola y, tras ver posiblemente al nuevo necromorfo de nuevo, tendrás que limpiar los engranajes. Uno de ellos está lleno de explosivos por lo que dirígete a la torreta y hazlo volar. Aprovecha tu situación en la torreta para acabar con todos los enemigos que veas y con cualquier cosa que puede bloquearlos.

Habrás superado la misión cuando logres tu objetivo y aparezcas en el espacio. Tus compañeros te felicitarán.

IR A GUÍA COMPLETA DE DEAD SPACE 3 – PC, PS3, XBOX 360

Nacho Ros 15 | 02 | 2013