Elisabeth había sido secuestrada en los anteriores capítulos y ahora, en el Muelle de Fort Franklin, seguiremos oyéndola gritar pidiendo ayuda. Para salvarla, tendremos que acabar con varios enemigos, entre los que se incluyen varios guardias y un barco volador que, con su metralleta, tendrá ventaja sobre nosotros. Cuando hayamos acabado con todos ellos, intentando no gastar demasiada munición, tenemos que hacer uso del aerorraíl, enganchándonos a él. Cuando aterricemos, nos introducimos por la puerta que veamos. En esa misma planta baja, en el interior de una de las celdas, encontraremos la Infusión 11.

Bioshock Infinite

A través de los aerocarriles, llegaremos a un nuevo edificio, donde veremos a Elisabeth. Sin embargo, la chica, como siempre hace, volverá a escapar, por lo que tendremos que hacer uso de los aerocarriles de nuevo para seguirla. Cuando la hayamos visto, un enemigo intentará matarnos, pero Elisabeth nos salvará la vida. Así, estaremos en el capítulo Centro de Finkton.

IR A GUÍA COMPLETA DE BIOSHOCK INFINITE

Lorena Garcés Abarca en 25 | 05 | 2013