Aquí os contaremos qué debemos hacer en los capítulos penúltimo y último de BioShock Infinite. El penúltimo capítulo de la guía, Cubierta de Mando, nos recibirá con una escena en la cual veremos al pájaro que nos ayudará más adelante. Sin embargo, será el último momento de tranquilidad que tengamos, puesto que enemigos, de todo tipo, aparecerán desde todos los lugares posibles. A su vez, deberemos vigilar al dirigible para que no se le vacíe la barra de vida.

Cubierta de Mando

En un primer lugar, aparecerán las llamadas barcazas o cañoneros. Mientras que nuestro amigo el pájaro se encarga de los de arriba, nosotros podemos ir matando a los que se encuentran a nuestra altura. Para acabar con los cañoneros, basta con dispararles en el cañón de la parte inferior a través de varios disparos (o uno, en caso de que tengamos mucha puntería).

En segundo lugar, comenzarán a aparecer los Zepelines. Éstos soltarán a dos patriotas motorizados y a un gran número de enemigos con lanzamisiles, pero podremos pedirle ayuda al pájaro. El truco está en acabar primero con los zepelines, aunque sólo podremos eliminarlos con el pájaro. Después seguimos con las barcazas normales, con los patriotas motorizados y, por último del resto de enemigos.

Si hemos conseguido salir con vida, deberemos reunirnos con Elisabeth, que no ha participado en la batalla, en la proa del barco. Veremos unas escenas y habremos llegado a El Mar de Puertas, último capítulo de BioShock Infinite. En él, simplemente tendremos que seguir a Elisabeth a través de las distintas salas, sin la más mínima complicación, puesto que la batalla final ya ha sido demasiado dura. Cuando lleguemos a los créditos, os recomendamos verlos hasta el final, sin saltarlos y sin pulsar ningún botón. Sólo de esta manera, podremos ver un pequeño vídeo, de menos de 30 segundos de duración, pero muy recomendable.

IR A GUÍA COMPLETA DE BIOSHOCK INFINITE

Lorena Garcés Abarca en 12 | 06 | 2013