El año que pronto nos dejará ha sido, sin ningún tipo de duda, el más interesante desde que Xbox 360 llegó al mercado. La consola ha conseguido afianzar su puesto en el mercado, ganando muchos enteros con la llegada de Kinect, el dispositivo de control por movimiento que se puso a la venta en noviembre. Además, fue el año en que John Marston recorrió la estepa del salvaje oeste y Alan Wake se enfrentó a sus mayores miedos con una simple linterna, siempre rodeado de oscuridad. 2010 también nos trajó el último título de la franquicia Halo, que tuvo en Halo: Reach una obra maestra del género “shooter” que no podremos olvidar jamás. Para rematar la faena, Xbox Live tuvo su juego de culto en Limbo, una maravilla visual y estética que no hace más que confirmar la teoría de que los videojuegos son todo un arte.

ALAN WAKE


Ha sido uno de los grandes juegos del año 2010 y lo ha conseguido por méritos propios. Tras un desarrollo interminable, que parecía nunca iba a llegar a buen puerto, los chicos y chicas de Remedy se sacarón de la manga una obra sobresaliente, que juega con las emociones del usuario y que bebe directamente de los mejores relatos de terror contemporáneos. Aunque haya tardado en llegar a las tiendas, lo cierto es que no debería faltar en la biblioteca de todo buen jugón que se precie de serlo.

El apartado visual de la obra consigue sorprender gracias a un brutal uso de las luces y sombras con unos efectos lúminicos dinámicos capaces de hacernos saltar de la silla tras un susto inesperado. El doblaje al castellano es de los mejores del año y la estructura narrativa al estilo de una serie de televisión lo convierten en un clásico atemporal, que se ha ganado por derecho propio estar en la lista de las compras recomendadas de 2010. Un regalo imprescindible.

Compra el juego en nuestra tienda.

HALO: REACH


Bungie decidió retirarse de la franquicia Halo y, antes de hacerlo, pensó que estaría bien hacer un homenaje a los fans de la saga, aquellos que empezaron a fijarse en el género “shooter” con el primer Halo. Reach es, sin lugar a dudas, el mejor título de la saga que se ha visto jamás, con una campaña que deja pequeño el término “épico” y que consigue emocionar en su tramo final como pocos juegos lo han hecho anteriormente. Por supuesto, no podemos olvidar los varios modos multijugador, que pueden hacer infinita la vida de esta obra clave de la acción en primera persona.

La banda sonora, los efectos de sonido, el apartado gráfico más pulido de la saga y un sinfín de detalles más convierten a Reach en una compra obligada, en un regalo perfecto que seguro dibujará una sonrisa en el receptor del mismo tras deshacerse del papel que lo envuelve. Pocos videojuegos han conseguido hacernos llorar y Halo: Reach lo hace por su capacidad para emocionar. Nunca un final había sido tan épico, nunca un epílogo nos había demostrado que el sacrificio puede tener su recompensa. Inolvidable.

Compra el juego en nuestra tienda.

LIMBO


El juego de culto indiscutible de 2010. No parecía que Playdead, el estudio danés responsable del proyecto, fuera capaz de ofrecer una de esas joyas que pueblan el catálogo de Xbox Live. Para regocijo de todos nosotros, lograron ofrecer un juego que traspasa las fronteras del convencionalismo interactivo y nos ofrece una obra pictórica en movimiento, donde lo importante es avanzar hacia adelante. El escenario nos producirá pesadillas, nuestro niño protagonista será víctima de horribles monstruos y la muerte siempre hará acto de presencia. Todo ello no importará, lo único que querremos será llegar hasta el final.

Limbo es la demostración perfecta de que arte y videojuegos van de la mano. Con una jugabilidad realmente sencilla y el mejor uso del blanco y negro que se ha visto en el sector, Playdead logra una obra maestra sin precedentes, que se suma al carro de grandes juegos de culto como Braid o similares. Su precio en el bazar es irrisorio y, si bien es cierto que no es igual de impactante un regalo en formato físico que uno en formato digital, os aseguramos que cuando juguéis a Limbo este detalle será el último que os preocupe. Regalo ideal con un precio excelente.

RED DEAD REDEMPTION


Para muchos, el mejor juego de todo 2010. Rockstar se la jugaba llevando su conocido género “sandbox” hasta el lejano oeste y el movimiento les salió redondo. Esta historia de tipos duros y fulanas ha conseguido revivir los laureles de un género poco explotado en el sector interactivo. John Marston ha entrado en el selecto grupo de mejores personajes de la historia digital casi sin proponerselo y la gran R ya cuenta con una nueva franquicia estrella en su catálogo. Ser dueños de GTA y RDR debe ser algo así como dirigir un pequeño país tropical: placentero y siempre divertido.

El título ofrece una extensión tan detallada como enorme, con infinidad de entornos rurales, nunca antes respresentados con tanto acierto en ningún juego. El escenario revosa vida y la genial ambientación consiguen trasladarnos hasta esos primeros años del siglo XIX, cuando las novedades tecnológicas y el cambio de siglo hacían que el salvaje oeste dejará de serlo. Una trama digna de la mejor película de John Ford o Sergio Leone, con toques de Eastwood y Peckinpah. Y, además de la tremenda campaña en solitario, sólidas opciones multijugador. GOTY.

Compra el juego en nuestra tienda.

KINECT


De nuevo, añadimos un dispositivo periférico a la lista de compras navideñas. Además de servir para ofrecer algo destinado a todos los públicos, apostamos fuerte por el control de movimiento, algo que las compañías parecen querer asentar como cotidiano dentro del sector interactivo. Kinect llegó en noviembre a las tiendas y ya se ha convertido en todo un éxito. La ausencia total de mando simplifica las cosas y, ahora, cualquiera que quiera echarse una partida podrá hacerlo, sin necesidad de pasar por el mal trago del pánico escénico generado por un controlador físico.

Aunque por el momento hay pocos juegos a la venta, se espera que en 2011 vayan llegando los primeros títulos “hardcore”, así como las apuestas más fuertes de las desarrolladoras para los públicos casuales. Microsoft es sabedora del potencial del dispositivo y espera que todos los jugadores posibles terminen accediendo al mismo, por lo que cualquier tipo de obra digital es susceptible de ser compatible con Kinect. Aunque su precio pueda ser algo elevado, es seguro que terminará convirtiéndose en nuestro mejor aliado para reuniones sociales, fiestas y demás jolgorios caseros.

Compra el juego en nuestra tienda.

Antonio López 14 | 12 | 2010