El 20 de marzo tendrá lanzamiento en Europa, Grand Theft Auto Chinatown Wars, juego de acción de esta emblemática saga de acción para la consola portátil Nintendo DS. La trama se desarrollará en la actual Liberty City, y el protagonista es un Huang Lee, un muchacho de China quien viajó desde muy lejos para entregar la espada que le perteneció a su padre.

A los pocos minutos de haber dejado el aeropuerto de la ciudad Huang es víctima de un ataque en el que le roban su preciado objeto familiar. Alentado por su tío saldrá a las peligrosas calles de este territorio con el objetivo de recuperar la espada y vengar la muerte de su padre.

En Chinatown Wars se usará una cámara área que permitirá una vista cenital de las acciones. Sus realizadores han utilizado la técnica del cel-shading con un tipo de sombreado que busca generar un libro de historietas.

Para evitar se capturado por los policías se deberá desactivar sus coches. La interfaz del título está diseñada como un PDA, existirá un minijuegos sobre el tráfico de drogas y los usuarios obtendrán un beneficio mediante el reconocimiento de las condiciones de mercado y las demandas.

La pantalla inferior de la portátil se utilizará para controlar la GPS, el PDA, la radio, el acceso a la población del mapa, y el uso de granadas y otro tipo de arsenal.

En el título se contará con la aplicación HUD vista en GTA IV, y la opción de silbar a un taxi a través del micrófono de la consola. Ammu-Nation será un sitio web para la comercialización de armas y el jugador las podrá adquirir usando el PDA. El lápiz táctil será esencial para el robo de coches pues servirá como destornillador en la ranura de la llave para encenderlos. También se podrá configurar las alarmas de los vehículos o desactivarlas.

Grand Theft Auto Chinatown Wars les permitirá a los jugadores de la Nintendo DS subir sus estadísticas de juego usando la tecnología Wi-Fi a Rockstar Game Social Club y participar en intensas partidas multijugador. Sin duda una de las producciones más importantes de la NDS para esta temporada.

María Sánchez Montes 10 | 03 | 2009