Los coches de Gran Turismo 5, ¿deben ser reales o no? El debate sobre cuán realista debe ser una nueva entrega GT se ha reabierto al descubrirse que uno de los posibles motivos del último retraso es el novedoso sistema de daños en los vehículos. Que los coches se deformen tras una colisión es algo inédito en la serie, y quizás no todos los fans reciban el cambio con los brazos abiertos.

Por una parte, muchos jugadores consideran que los productos automovilísticos de Polyphony Digital son garajes virtuales, odas fetichistas al coche como objeto de coleccionista. Por lo tanto, si sus preciados tesoros sobre ruedas corren el peligro de rallarse o directamente romperse, es normal que este sector de usuarios se muestre descontento ante el nuevo sistema de daños.

Por otra parte, los vídeos filtrados hasta la fecha demuestran que Polyphony se queda muy atrás en el terreno de las colisiones. Básicamente, da la sensación de que los coches están hechos de plastilina, así que los amantes del realismo puro y duro se llevarán un chasco cuando comprueben que su desarrolladora favorita ha pecado de candidez.

¿A vosotros qué os parece? ¿Os molesta que vuestros objetos de coleccionista sean vulnerables? ¿O quizás os gusta la idea pero os parece que Polyphony no ha sabido implementarla correctamente? También es posible que este tema no os haga ni fu ni fa, que Gran Turismo 5 os interese por su jugabilidad y no por su realismo. No importa: aquí todas las opiniones valen.

Daniel Cáceres 17 | 11 | 2010