Los usuarios capaces de dominar coches virtuales como los de Gran Turismo 5 (PS3) son los más propensos a crear situaciones de peligro al volante de un coche de verdad, según asegura un informe de Continental Tyres (vía IGN). Por lo visto, los fans de GT5 y asociados suelen trasladar las tácticas que utilizan en sus consolas en la vida real, realizando movimientos arriesgados y aumentando las posibilidades de colisionar.

Irónicamente, los aficionados a la simulación automovilística se auto-puntúan con nota alta cuando se les pregunta sobre sus habilidades al volante, pero suelen ser los que más acaban recurriendo al seguro de sus coches. “Los jugadores toman más riesgos que los no-jugadores, posiblemente debido a la ausencia de consecuencias reales en el juego”, opina el experto en seguridad de Continental Tyres, Tim Bailey.

No obstante, la experiencia conseguida en el mundo virtual puede ayudar a mejorar las habilidades de conducción. El campeón de iRacing, Greger Huttu, tuvo la oportunidad de recorrer Road Atlanta y los resultados fueron impresionantes, aunque acabó algo mareado.

Daniel Cáceres 04 | 02 | 2011