En un movimiento muy inesperado, Google ha vendido Motorola a la compañía china Lenovo por 2.910 millones de dólares. El trato incluye cerca de 2.000 patentes de Motorola, aunque Google se quedará con la gran mayoría del I+D+i.

La operación parece extraña a primera vista y es que en mayo de 2012 Google se hacía con Motorola por 12.500 millones de dólares, una cifra muy alejada de la que ayer pagó Lenovo por ella. Sin embargo, se ha demostrado que Google no se interesó en Motorola para meterse en el negocio de los smartphones con ella, sino por sus valiosas patentes. En el momento de la compra las patentes del grupo de tecnología avanzada de Motorola alcanzaron un valor de 5.500 millones y Google, se ha quedado con la gran mayoría de ellas. Solo 2.000 irán a parar a Lenovo.
Lenovo compra Motorola

Desde que Google se hizo con ella, Motorola solo había reportado pérdidas. En el último trimestre Google anunció 248 millones de dólares en pérdidas, y todo esto después de varios recortes en sus operaciones internacionales y miles de despidos (6000 empleados desde mayo de 2012). La pregunta que se hacen muchos es qué pasará ahora con Motorola, y es que si Google no ha sido capaz de mejorar el estado de la compañía, ¿lo puede hacer Lenovo? Se aproximan curvas para la empresa de Chicago: quizá deslocalizaciones, cierres de fábricas, más despidos… En nuevas manos, su futuro ahora es incierto y no deberíamos tardar mucho en conocer si mantendrán la marca Motorola, padre del móvil, o se perderá dentro de “Lenovo”.

Lenovo adquirió en 2005 IBM y se ha hecho un nombre y un hueco en el mercado de ordenadores desde entonces. Ahora, con Motorola y Motorola Mobility quiere mejorar su estatus en el mercado de los teléfonos móviles con el Moto X, el Moto G y el DROID Ultra por bandera. Para el CEO de Motorola Mobility, Dennis Woodside, esta adquisición ayudará a la compañía a seguir creciendo y alcanzar los 100 millones de usuarios. Sin embargo, es pronto para saber si el camino para conseguirlo modificará a Motorola en la forma en la que hoy la conocemos.

 

Ya no son móviles Google

Desde su adquisición por Google, la marca Motorola se había reinventado sobre todo bajo el leitmotiv de ser una compañía Google y como tal, sus terminales se enfilaban a rápidas actualizaciones de software y una atención más especial de la que reciben los Nexus. Para muchos, adquirir un móvil respaldado por Google había significado la diferencia a la hora de elegir un Motorola.

Con esta compra, Motorola ha perdido el eslogan a fuego que ha repetido durante los últimos meses, y los usuarios es normal que se sientan traicionados.
Motorola, Google company

Rocío González en 30 | 01 | 2014