Como medida para cumplir lo sentenciado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Google ha lanzado un formulario para que los usuarios que lo deseen puedan pedir la retirada de enlaces desactualizados (“inadecuados, no pertinentes o ya no pertinentes, o excesivos desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados”) y ejercer así su derecho al olvido.

Google formulario derecho al olvido

Larry Page, cofundador de Google, anunciaba en Financial Times que este mismo viernes, Google tendría listo este nuevo mecanismo para permitir que los usuarios europeos puedan retirar enlaces a páginas desactualizadas y que dañan su imagen o reputación, y cumplir así lo exigido por la justicia europea.

El formulario online ya está disponible. Nos pedirá el nombre de la persona que lo rellena y de aquella agraviada, un correo electrónico, la URL de la página que se desea eliminar del buscador y el motivo. Para finalizar hay que adjuntar la imagen de un documento que nos identifique (con fotografía clara). Si se tramita dicha retirada se informará al webmaster en cuestión cuyo contenido se retire de los resultados de búsqueda a consecuencia de su reclamación.

Google formulario derecho al olvido
Google formulario derecho al olvido

Page ha dejado claro en el Financial Times que aquellas personalidades públicas que intenten utilizar el servicio para deshacerse de información vergonzosa, quedarán muy decepcionados, y es que Google puede rechazar las peticiones si la información es de interés público, como por ejemplo coberturas de corrupción. Así que los listillos se pueden ir olvidando de usar el servicio para tapar cosas que nos les interesan.

El gigante de internet tratará cada petición de manera individual y buscará un equilibrio entre el derecho a la privacidad  y el de libre expresión, y es que Google ha acatado la sentencia Europea, pero Page advierte del daño que hace restringir la información online.

En estos momentos Google ya cuenta con mecanismos que eliminan de los resultados del navegador cualquier contenido de pornografía infantil o que infrinja el copyright, por lo que la compañía ya cuenta con un departamento habituado a la filtración de información. Aún así, se podría crear un comité externo que ayudara a hacer frente a esta nueva situación.

Fuente: TNW

Rocío González en 30 | 05 | 2014