Que la GamesCom de Colonia está creciendo a pasos agigantados es un hecho, y la presencia de grandes juegos que ver, probar y disfrutar no hace otra cosa que ayudar en las aspiraciones internacionales de la feria alemana. Juegos como The Elder Scrolls V: Skyrim valen por sí mismos los kilómetros recorridos entre el gigante centro de convenciones de Colonia, y es que el nuevo título de Bethesda no deja de sorprendernos en cada aparición pública.

La GamesCom no fue una excepción y mostró de nuevo otro recorrido con el que empaparnos de las tierras altas de Skyrim, sus habitantes, sus aventuras y lo que es más importante, de sus enemigos. Dejemos la cháchara a un lado y sigamos los designios de los Elder Scrolls para ver qué es lo que ocurrirá más de doscientos años después de que el último gran héroe salvó Cydorill de los demonios salidos de los portales de Oblivion.

OBLIVION Y CINCO AÑOS DE ESPERA


The Elder Scrolls IV: Oblivion inició lo que se ha conocido como la colonización de los juegos de rol occidentales al público masivo. Este género en su vertiente norteamericana y europea ya tenía millones de seguidores en PC, y series como Baldur’s Gate o Ultima gozaban del agrado del público y de la crítica. En cambio, las consolas y con ellas el usuario medio a nivel global seguían aferradas al rol oriental. Oblivion y más tarde muchos otros abrieron la veda del género a nivel mundial.

Cinco años más tarde del espectacular título, y con dos entregas de Fallout mediante, la quinta entrega de tan magna serie de rol de acción está a menos de tres meses de su salida a nivel global, el ya famoso 11-11-11 se acerca con paso lento pero seguro, y como un mago que va desvelando sus secretos, manteniendo la tensión y la expectación en todo momento, Bethesda nos ofreció interesantes novedades de Skyrim en la GamesCom de Alemania.

OPCIONES A MILLARES

En la presentación de Bethesda se pudo observar de nuevo el excelente acabado, también para las versiones de consola, de las tierras de Skyrim, todo lo que se intuyó en el E3 de Los Ángeles se veía potenciado con la seguridad de haber dado con un motor gráfico capaz de soportar tal cantidad de efectos y construcciones en el escenario. La multitud de ambientes que veremos será asombrosa, pero desde Bethesda han querido mantener la esencia de Skyrim, que al estar situada en el punto más nórdico y ser el origen de la raza de mismo nombre no es otro que la nieve. Los escenarios nevados, que cambiarán a medida que avancemos, nos saludarán constantemente en nuestros paseos y las escarpadas montañas recargarán conscientemente el mapeado de Skyrim. Como bien han dicho sus ceradores, será de un tamaño similar al de Oblivion, con la salvedad de que estará poblado de muchos más efectos geográficos, asentamientos y cavernas.

Las pantallas de carga se beneficiarán del nuevo sistema de menús del juego. En ellas podremos observar los diferentes accesorios y modelados del juego y jugar con ellos en tres dimensiones, como también podremos leer las elaboradas descripciones del mundo de Skyrim, eso sí, seguirán la línea de ser cargas bastante largas, por lo menos en primera instancia al entrar en el juego. Por otra parte, el editor, que ya se convertía en uno de los mejores aciertos de Oblivion, se potencia de forma brillante al poder escoger hasta los más mínimos detalles, tantos que a buen seguro ocupará buena parte de la primera sesión que demos al juego en nuestras consolas o PC.

El brillante apartado gráfico ayudará también a la elección del personaje y su raza, o mejor dicho, lo complicará, pues el espectacular lavado de cara de razas como los argonianos o los khajiit es digno de mención. De esa forma los usuarios no elegirán la raza mayoritaria de los jugadores de Oblivion, los humanos o nórdicos. Tal mejoría en los gráficos y en el trabajo artístico del título creando desde cero hasta los más ínfimos detalles, desde pequeñas frutas hasta raíces creadas en tres dimensiones -un, y perdonen la frase, trabajo de chinos-.

DE LAS HELADAS TIERRAS ALTAS NACE EL PELIGRO


Como hemos dicho, el trabajo gráfico es digno de mención, no por texturas realistas o modelados con millares de polígonos –que también- sino por el sentimiento de cohesión de todos los elementos del juego. Todo, piedras, montañas, el personaje principal y los enemigos forman parte de un todo, de un universo que es el que le otorga de ese carisma y brillantez al juego de Bethesda.

En cuanto a la jugabilidad pura, Skyrim engrandece de nuevo la saga, permitiendo que seamos lo que queramos con nuestro personaje, mejorando libremente las capacidades y habilidades que necesitemos en un rápido y bello sistema de mejoras situado en las estrellas del universo de The Elder Scrolls. Podremos manejar cada mano de forma separada y combinar hechizos o armas y hechizos de la forma que queramos, muy útil para dar agilidad a los combates.

La espectacularidad de éstos ya está asegurada, gracias a su apartado técnico y los movimientos de finalización de combate que se alejan hasta ofrecernos una tercera persona que, todo sea dicho de paso, ha mejorado tanto que no se hace pesado ni incómodo jugar a Skyrim de forma total en esta vista. Ocpiones remozadas, como el inventario –todo en tres dimensiones, como ya hemos dicho-, el sistema de habilidades y lectura; especialmente preparados para aumentar nuestra comodidad.

Otra gran mejora, que puede pasar inadvertida, es la utilización del menú rápido del juego, podremos asignar un número limitado de armas, pociones o magias en este menú radial de la misma forma que en Oblivion, pero con la diferencia que en Skyrim la agilidad y la rapidez con la que se utiliza hace palidecer la anterior reencarnación de esta herramienta. Un juego que despierta los sentimientos más profundos de los jugadores, y sin duda uno de los pocos que nos trasladan a un mundo imaginario pero tan real que no sabremos discernir qué partes de nuestra aventura no hemos vivido realmente. The Elder Scrolls V: Skyrim ya se erigía como uno de los más importantes lanzamientos del 2011, las tras demostraciones reales y sin trucos de Bethesda, ofreciendo lo que va a ser el juego cuando salga a las tiendas, no hace más que situar la nueva encarnación de este mundo de espada y brujería en la pole position de los juegos más impresionantes del año, ahí es poco.

Adrián Hernán 29 | 08 | 2011