Forza 4 pone las cartas sobre la mesa en Colonia (Alemania), aprovechando que durante estos días se celebra en la ciudad germana el evento más importante del videojuego en Europa: la GamesCom 2011. Y todo indica que la mano que baraja Turn 10 para esta partida es soberbia, de esas que hacen sudar a los oponentes. Y es que la calidad del trabajo realizado por el estudio roza la perfección, al menos a tenor de lo visto durante la presentación privada que tuvimos el placer de disfrutar en el Koelnmesse, hogar de la cita teutona.

Dan Greenawalt, director del título, nos recibió en el acogedor stand que Microsoft había montado para la ocasión. Tanto el gigante de Redmond como Turn 10 saben de la importancia que tiene este título para el catálogo de Xbox 360, por lo que todos los detalles deben estar cubiertos en este tipo de eventos. Tras arrancar la consola y subirnos al asiento de copiloto descubrimos uno de esos juegos que cualquier amantes de los coches querrá tener en el mismo momento de su lanzamiento.

TODO BAJO CONTROL

Lo primero que nos quiere dejar bien claro Greenawalt es que Forza 4 está hecho por y para amantes de los vehículos. La cantidad de licencias que presenta el juego son más que suficientes para satisfacer los paladares más exquisitos y por ello el Modo Autovista fue el primero que tuvimos oportunidad de conocer. Aquí podremos ver todos los coches al detalle, como si del concesionario más exclusivo se tratase. El tremendo apartado gráfico nos permite acercarnos a los coches y examinarlos a fondo, repasando las líneas de su diseño. Podremos abrir las puertas y echar un vistazo en el interior. Tendremos la oportunidad de arrancarlo y escuchar el rugido real del motor del vehículo, algo que con un potente equipo de audio nos puede dejar boquiabiertos.

Vehículos que jamás podrían estar al alcance del más humilde de los mortales están en el Modo Autovista a un solo movimiento del mando. La amplia gama de coches que ofrece Forza 4 se amplía aún más con vehículos poco comunes, de los que existen muy pocas unidades en todo el mundo. Por supuesto, y aunque no tuvimos oportunidad de verlo en directo, todas estas opciones serán compatibles con Kinect, herramienta que Forza 4 explotará para ofrecer un tipo de juego diferente. Por una parte podremos encontrar el simulador “hardcore” ideal para usuarios expertos y amantes de los vehículos y, por otra parte, podremos conectar nuestro sensor Kinect para jugar una partida con la familia o con los amigos, sin mayor preocupación que buscar la diversión directa.

Se combinan así dos jugabilidades muy distintas, que se complementarán y harán más accesible el título a usuarios que no estén acostumbrados a los simuladores de conducción. Siguiendo con los jugadores más novatos, destacar que en los niveles de dificultad más bajos, Forza 4 activará un asistente que nos ayudará en diferentes aspectos de la conducción, como la frenada. Por supuesto, todos aquellos que no consideren necesario este tipo de ayudas podrán obviarlas escogiendo una dificultad mayor, más adecuada para usuarios que ya han probado simuladores de conducción con anterioridad o que han experimentado con otras entregas de la saga Forza.

VELOCIDAD PUNTA

Además del Modo Autovista, tuvimos la ocasión de conocer mejor el Menú Community. Aquí se encuentran todas las opciones multijugador del título, que serán muy completas y ofrecerán una experiencia de juego en línea que pocos simuladores pueden imaginar. Cualquier tipo de usuario será bienvenido en las opciones multijugador de la propuesta de Turn 10, ya que existen modos de juego para cualquier tipo de persona. Se destacó el modo Forza Car Club, en el que podíamos crear una comunidad para compartir nuestros vehículos con amigos y conocidos de Xbox Live, pudiendo estos utilizar nuestros coches del garaje.

Vistos estos aspectos del título, era el momento de disfrutar con el “gameplay” de Forza 4. Podremos escoger entre la amplia gama de vehículos y una extensa red de carreteras y circuitos por los que correr a toda velocidad. Los efectos de iluminación resultan sobresalientes y la calidad visual del conjunto se dibuja ya como la más poderosa vista nunca en cualquier otro simulador de Xbox 360. Las imágenes se mantendrán estables a 60 fps y resulta sorprendente que el título llegue al mercado sólo dos años después que Forza 3. La diferencia entre ambas propuestas se aprecia en varios detalles, por lo que se nota el esfuerzo realizado por Turn 10 para ofrecer el trabajo más completo.

Aunque la velocidad sea uno de los principales atractivos que presentará la propuesta, en ocasiones llegaremos a frenar para contemplar los vastos escenarios, con un dibujado perfecto y una cantidad de detalles que sorprende por su realismo. Y, por si fuera poco, se han añadido opciones de juego para que el título no sea sólo simulación. Por ello, tendremos la posibilidad de jugar partidos de fútbol con nuestros coches, como hemos visto en el programa Top Gear, con el que Forza 4 une fuerzas para ofrecer más opciones que nunca.

Así las cosas, está claro que el próximo gran título de Xbox 360 en materia de simulación será Forza Motorsport 4. Verlo en movimiento supone todo un aliciente y la posibilidad de jugarlo de forma tradicional y de disfrutarlo en compañía de aquellos que nunca antes han probado suerte con un simulador gracias a Kinect le augura un gran futuro a la propuesta de Turn 10. Octubre será su mes y tras este último vistazo lo tenemos más claro que nunca: deseamos tenerlo completo en nuestras manos para hincarle el diente como se merece. Forza 4 apunta muy alto y nadie debería perdérselo.

Antonio López 18 | 08 | 2011