avance killzone 3 multijugador
Las fuerzas ISA siguen decididas a conquistar el planeta Helghan sea como sea, y más ahora que su brazo militar es una serpiente con la cabeza cortada, gracias a las acciones de Sev, Rico y el resto de la compañía Alfa. Muchos son los interrogantes respecto al modo campaña de Killzone 3, sin embargo este avance no tiene el cometido de hablar sobre las políticas del planeta invadido, la estrategia de la alianza para dar el golpe de gracia, o las broncas que seguramente recibirá el sargento Velasquez, por su costumbre de disparar primero y preguntar después.

El presente artículo trata sobre el modo multijugador de este gran juego en ciernes, ya que Sony nos dio la oportunidad de probarlo concienzudamente durante la GamesCom 2010 en Colonia. Metidos en la piel de un soldado helghast y con miembros de Guerrilla Games a nuestro lado para resolver posibles dudas, os contamos cuales son las principales novedades y mejoras que se han añadido, así como las agradables sensaciones que nos ha producido la última obra del equipo de desarrollo más relevante de Sony en Europa.

ACCIÓN, ESTRATEGIA… Y MUCHA METRALLA

Posiblemente, lo más destacable de las novedades multijugador que hemos podido degustar sea el modo Operaciones, el cual consiste en unos escenarios de gran tamaño divididos en diferentes zonas con sus correspondientes objetivos. En una base militar Helghan ubicada al pie de una presa de gigantescas dimensiones, nuestro rol consistió en defender el asalto de las ISA y protegerla a toda costa. A medida que los jugadores de la alianza nos ganaban la posición, nos íbamos parapetando cada vez más arriba, hacia el muro de contención. Dadas las características del terreno, que jugaban a nuestro favor, se podían iniciar diferentes eventos para contener a los invasores.
killzone 3 gamescom 2010 multijugador killzone 3
Por ejemplo, y gracias a las máscaras que llevan los helghast, en una de las zonas podíamos provocar un escape de gas venenoso para asesinar a los rivales que se encontraran en ella. Otra de las acciones que pudimos llevar a cabo en la zona más alta de la base, fue activar un pulso electromagnético, lo que provocó que los jetpack que las ISA usaban para ganar rápidamente posiciones en vertical quedasen inservibles, lo cual les llevó a pasar por una serie de pasos estrechos, a punto para ser llenados de plomo.

El siguiente modo que pudimos disfrutar en compañía de otros colegas de la profesión, se llama Guerrilla Warfare, y el escenario elegido para la ocasión, resultó ser una localización ambientada en la zona que ya vimos durante su presentación en Los Angeles el pasado E3. De dimensiones más reducidas que el anterior y en el clásico batalla por equipos, la estrategia pasó por hacer uso de las características especiales de cada una de las clases que podíamos escoger, trabajado siempre en equipo. Por la parte que nos toca, comenzamos con un clásico scout, para ir calentando gracias a sus posibilidades de camuflaje, así como sus ataques a distancia con nuestro rifle de francotirador.

Dado el evidente desconocimiento del entorno, pronto descubrimos que optar por un soldado de asalto iba a ser una opción mucho más productiva, por aquello de ir con un arma grade, ande o no ande. Encontramos a su vez detalles muy interesantes, como muestra el pequeño robot que llevaban los médicos enemigos, y que no dudó en defender a su propietario cuando le derribamos. Por si fuera poco, el maldito ingenio se las arregló para revivir a su dueño tan pronto nos pusimos a cubierto de su ataque. Además de probar el jetpack durante la partida, tuvimos el placer de cabalgar montados en los Exoskeleton, “mechas” bípedos de gran potencia de fuego, pero que dejan al piloto en situaciones bastante vulnerables si no se manejan con eficacia, ya que sus movimientos son lentos y no sirven en espacios cerrados.
killzone 3 multiplayer multiplayer killzone 3
Antes de ponernos Dual Shock en mano (por desgracia, la demo no estaba preparada para Move, aunque recordamos que lo será en la versión final), los chicos de Guerrilla Games nos contaron que el “multiplayer” contará con un completo sistema de niveles y rangos, muy superior al de Killzone 2, con cinco clases de soldados bien diferenciados y una capacidad de personalización del armamento principal y secundario impresionante, amén de las más de cien medallas al mérito por nuestras acciones. Culminan las novedades con un sistema de reaparición dinámico, por lo que se les acabó el chollo a los jugadores veteranos de saber dónde va a reaparecer el enemigo, y un sistema de escuadrones entre los 16 jugadores de cada equipo, lo que acusará aún más si cabe el toque estratégico.

IMPRESIONES

Sin duda, lo que impacta desde el momento en que nos situamos frente al televisor, es el exquisito acabado gráfico del que goza el juego, de hecho, nos quedamos embobados en una de las partidas contemplando la impresionante recreación del mar rompiendo contra los riscos del escenario warfare (lo que provocó que nos volaran la cabeza con un estremecedor headshot, todo hay que decirlo), humo denso y volumétrico, millones de partículas saltando y chisporroteando por doquier, escenarios en gran parte destruibles, y una notoria mejoría en modelados, aumento de polígonos, así como texturas variadas de alta resolución y detalle. Que no os quepa duda de que, si bien el salto gráfico no va a ser tan notorio, va a romper el techo gráfico que supuso Killzone 2.

No obstante, la verdadera miga del modo multijugador pasa por su gameplay, no sólo por mantener el control tan característico que lo diferencia del resto de FPS del mercado, sino por ser un modo de largo recorrido que requerirá de un centenar de horas para conseguir al soldado perfecto, amén de un diseño de escenarios (al menos los que hemos jugado) digno de elogio por su elevado componente táctico y enfocados al trabajo en equipo. Damos por supuesto que la campaña para un jugador será sobresaliente, pero será en el online donde más horas invertiremos para disfrutar al cien por cien de Killzone 3.
killzone 3 multijugador

José Luis Fernández 02 | 09 | 2010