avance de neverdead
Vamos a hacer un pequeño experimento. Básicamente, las cosas sencillas de explicar, los conceptos más rápidos a la hora de entender un planteamiento interactivo, suelen desembocar en proyectos bastante atractivos. Neverdead responde a estos conceptos por el hecho de que puede ser descrito utilizando apenas un escueto párrafo: comprobemos si es cierto.

Neverdead es un juego de acción donde nunca puedes morir, solo perder en el intento partes de tu cuerpo que, en el peor de los casos, mermarán tu capacidad de movimiento y, en el mejor, te servirán como arma para luchar contra un ejército surgido de las tinieblas. Como ves, el experimento ha dado buenos resultados.

UN ATRACTIVO CONCEPTO

Detrás de la sencilla propuesta que define el juego, se esconde un “Devil May Cry” con reminiscencias “WET” y una pizca del carisma gamberro de “Bitelchus” en el dibujo de su personaje principal. El epicentro de su planteamiento jugable reside en la propia justificación que se le ha otorgado a su condición de juego multi-conceptual: si perdemos los miembros inferiores no podremos movernos con libertad, por lo que optaremos por el sigilo. Si tenemos que avanzar rápidamente por un escenario que lo requiera, ¿para qué queremos los brazos? Si hemos llegado hasta una zona peligrosa y no sabemos lo que hay bajo nuestros pies… ante este conflicto lo mejor es rajarnos el cuello para lanzar nuestra propia cabellera al vacío y disfrutar de un nuevo enfoque de la situación.
juego NeverdeadNeverdead Video
Muchos de vosotros estaréis pensando, leyendo estas líneas, que nos encontramos ante una producción de carisma desenfadado. Nada más lejos de la realidad: Neverdead es un juego cuyo planteamiento dramático adquiere un cariz bastante serio, eso sí, plagado de momentos cómicos y diálogos para el recuerdo. Pero el contexto se sitúa en el terreno de las aventuras de acción de corte clásico, con un anti héroe que lucha contra un ejército de malvadas pretensiones, una mujer con curvas de infarto que nos ayudará durante la aventura, y un buen puñado de enemigos —a cada cuál más bizarro y aterrador—, cuyo único propósito reside en conseguir lo imposible: matarnos.

ÉCHALE IMAGINACIÓN AL ASUNTO

Gracias a esta novedosa idea, tendremos la oportunidad de provocar situaciones bastante imprevisibles. Como los escenarios, tras la presentación que pudimos disfrutar en Alemania, parecen contar con uno índices de interactividad más que aceptables, podremos elegir el destino de nuestros adversarios dando rienda suelta a la imaginación que nos caracteriza. Si estamos en medio de una autopista rodeados por enemigos, no será mala idea disparar sin ton ni son hacia los vehículos, para que estos impacten contra toda criatura viviente que se halle en las inmediaciones.

Si estamos en medio de la ciudad y notamos como los pilares de ese espectacular edificio de al lado se tambalean, podremos provocar el derrumbe del mismo sobre nosotros; total, los únicos que no podrán contarlo serán los maltrechos enemigos, el único problema que tendremos por nuestra parte residirá en encontrar la mano izquierda que se desprendió de nuestro brazo en el momento del holocausto.

UN BUEN COMIENZO

Pese a que el juego se encuentra en un estado muy prematuro de su desarrollo, ya apunta a que se convertirá en todo un desmadre plagado de acción. A nivel gráfico cumple, pero encontramos en su sistema de animación unos esquemas de movimiento aún toscos.
Neverdead Ps3Neverdead Xbox 360
Por otra parte, la decisión de incluir modos competitivos y cooperativos online (en los que seguramente sí se podrá morir), nos hace pensar en un campo de batalla plagado de torsos, brazos y demás extremidades. Imaginad por un momento a cada contendiente buscando sus miembros mientras reciben balazos por doquier. Sin duda alguna, la originalidad de la propuesta de Konami hace que nuestra curiosidad por el juego solo sea comparable a los índices de violencia que muestra en cada partida.

Sergio Melero 24 | 08 | 2010