avance-ff-xiv
El anuncio oficial de Final Fantasy XIV dio lugar a dos sentimientos contradictorios que se sucedieron en apenas unos segundos. “¡La catorceava entrega de la serie saldrá antes de lo esperado!”, gritaba exultante Square Enix. “¡Bien!”, respondían al unísono los presentes. “Pero será online”, aclaraba la desarrolladora. “J*d*r”, blasfemaba el personal. ¿Por qué?

ADALID DE LA DIFICULTAD

Resulta curiosamente significativo que la entrega con menor repercusión de la longeva serie Final Fantasy sea también la que más se adentre en el terreno del rol puro y duro. ¿Qué fue lo que realmente convirtió Final Fantasy XI Online en un “fracaso”? Nótese las comillas, pues dentro del sub-género de los MMO, este título sigue dando mucho que hablar. ¿Acaso fue precisamente su planteamiento, tan abierto que ofuscó a los fans más fidedignos, es decir, su público potencial? ¿O quizás su desmesurada dificultad?

Posiblemente, la respuesta sea un coctel de ambas partes, aunque sus desarrolladores se han ganado la fama de ser muy duros con el personal; hace unos meses, se desató la polémica cuando un grupo de jugadores intentó eliminar a un jefe final durante más de 24 horas seguidas, turnándose para comer y dormir. Perdieron estrepitosamente.

GIRO DE TUERCA ROLERA

Square Enix es consciente de sus errores y por eso Final Fantasy XIV Online es una continuación espiritual más asequible para los novatos, aunque seguirá ofreciendo retos para los masoquistas veteranos. En otras palabras: el equipo encargado del proyecto, formado por 180 personas, se está sacrificando para lograr que el descomunal contenido del juego pueda ser disfrutado sin problemas por el mayor número de usuarios.
avance final fantasy xiv ff xiv avance
Quizás la primera prueba de que la complejidad ha sido reducida sustancialmente se encuentra en la fase de creación de personaje. El sistema lleva al jugador de la mano por los diversos sub-apartados -raza, clase, profesión, ciudad de origen…- y vigila siempre que todas las opciones queden bien aclaradas. El colmo de este asunto es que no hay forma de crear una abominación andante; no importa el tipo de ojos que se seleccionen o la anchura del avatar… el resultado inclinará la balanza hacia el lado de la belleza y el encanto aunque se quiera conseguir todo lo opuesto.

TUTORIAL ADAPTADO

Mientras Final Fantasy XI empezaba con un abrupto in media res -obligando a los jugadores a dar con el tutorial en lugar de que éste se presentase ante ellos automáticamente-, la catorceava entrega de la serie cuenta con introducciones diferentes según la ciudad de origen que haya escogido el usuario. Por el momento, Square ha revelado tres: Limsa Lominsa, conocida por su comercio portuario; Gridania, o lo que ocurre cuando el verdor y la arquitectura mantienen un affaire; y Ul´dah, situada en el epicentro del desierto al sur de Aldernard.

Independientemente del inicio seleccionado, los tutoriales comparten ciertos puntos. Una voz femenina y misteriosa despierta al protagonista de su estado “NPC” susurrándole: “escucha… siente… piensa…”. Éste se levanta y, tras unos momentos de exploración, se encuentra de repente acogido por el último vestigio de luz en un mar de sombras y tinieblas. Acto seguido, se desata el caos -en el caso de Limsa, el barco en el que va el protagonista es atacado por un monstruo marino y su prole- y la lucha se convierte en la única opción para la supervivencia.

MANOS A LA… ¿SARTÉN?

avance ff xiv gamescom 2010 ff 14
El combate es fácil y directo, libre de todo procedimiento burocrático del pasado; basta con apuntar al enemigo con un clic o con el tabulador -lo visto hasta la fecha sobre el título procede de la versión para PC- y luego pulsar “F” para atacar o utilizar la barra inferior para seleccionar una habilidad determinada. Un inconveniente de la beta es que los enemigos herirán al jugador sin respetar la distancia mínima para establecer contacto. Square no ha comentado si se solventará este asunto.

De todas formas, el rango de profesiones disponibles es tan amplio que los usuarios pacifistas tendrán cabida en el mundo de Final Fantasy XIV. Aparte de las clases habituales, el jugador podrá seleccionar otras especializadas en trabajos “manuales” como cocinero, minero, recolector… Cierto, una sartén no tiene caché suficiente para invocar a Odín, pero por muy bueno que sea un equipo en la lucha, tarde o temprano necesitará alguien que sepa confeccionar una nutritiva tortilla de chocobos -por decir algo-.

FANTASIA SIN FINAL

Como todo buen juego de rol online que se precie, Final Fantasy XIV no puede descubrirse al completo de una sola sentada. Es más: los seleccionados para catar la beta siguen desvelando nuevos aspectos tanto de contenido como de jugabilidad conforme Square lanza nuevas fases y actualizaciones. Precisamente ése es el éxito de un buen MMO: mostrar paulatinamente sus encantos a los jugadores para que éstos se atrevan a adentrarse todavía más en su mundo de fantasía sin final.
ff xiv gamescom 2010

Daniel Cáceres 20 | 08 | 2010